CUIDADO, LOS «SUPER PRODUCTOS»MEXICANOS, «INFLAN» PERO NO NUTREN.

Spread the love

La industria mexicana de alimentos oferta como nunca antes una gran variedad de productos en el mercado, pero las sustancias químicas utilizadas en su producción, conservación, almacenamiento y comercialización, están causando entre los consumidores “una sociedad sobre alimentada, pero no nutrida”, que ha desarrollado una gran cantidad de síndromes, intolerancias y alergias que afectan su salud, afirmó la consultora en Nutrición Cristina de Obeso Orendáin.

Advirtió que “no hay alimentos, suplementos ni pastillas o cápsulas milagrosas”; aseguró que los alimentos naturales –sin conservadores, colorantes, hormonas y otros productos químicos para hacer que aparezcan más presentables y apetitosos los alimentos–, ofrecen “un balance maravilloso de nutrientes”, aunque dijo que es responsabilidad de cada consumidor buscar el equilibrio en una alimentación sana, nutritiva y sabrosa, para evitar daños en su organismo.

Cristina de Obeso Orendáin sustentó una documentada conferencia sobre “La Trampa de los Súper Alimentos”, durante una reunión que organizó el Comité de Damas del Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), que preside Cristina Goycoolea de Foulkes, y subrayó la necesidad de promover en la comunidad que cada vez haya mejores prácticas alimenticias, que incluyan calorías, vitaminas, fibra, minerales y anti oxidantes.

Por lo que comemos y bebemos a diario, dijo, “cada vez somos más intolerantes y tenemos más alergias”. Agregó que “no hay que tenerles miedo a los alimentos naturales”, de los que los mercados de México comercializan una enorme variedad, una abundancia que no existe en otros países, bajando simultáneamente el consumo de alimentos industrializados. Luego, enumeró las características nutritivas de productos como la kinoa, la jícama, la yaca, el amaranto, los cítricos, el alga espirulina, la moringa –cuyos árboles abundan en Nayarit y no hay que importarla del Himalaya–, la levadura desamargada y otros.

Durante su intervención ante un nutrido grupo de socias del Comité de Damas del Grupo Guadalajara del IMEF, la especialista en Nutrición conversó un largo rato con ellas sobre hábitos y tradiciones alimenticias, que no necesariamente son positivas para la salud de las personas; habló también sobre las corrientes alimenticias de los vegetarianos y los veganos y sus ventajas y desventajas, como las descompensaciones, y mencionó que en el caso de los llamados súper alimentos “se trata sólo de una estrategia de mercadotecnia”, pues estos productos no siempre contienen todos los nutrientes esenciales para la salud del ser humano.

Insistió en que la mala alimentación y el alto consumo de alimentos industrializados, como los almidones que se venden como cereales, están provocando entre la población “nuevas enfermedades y síndromes”, debido al abuso de sustancias químicas en su elaboración y presentación, pues en muchos alimentos estas sustancias se infiltran y son nocivas para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *