DE LOS 184 MILLONES DE POBRES EN AMÉRICA LATINA UN TERCIO ESTÁN EN MÉXICO.

Spread the love

Este primero de octubre en Palacio Nacional, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró la Tercera Reunión de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Gobierno de México y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Representantes de 28 países compartirán a lo largo de los próximos tres días experiencias y conocimientos rumbo a la construcción de una agenda conjunta de cooperación para combatir la pobreza y la desigualdad que se padecen en la región.

Durante la ceremonia, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Alicia Bárcena Ibarra, afirmó que es urgente sacar de la pobreza a 184 millones de latinoamericanos y caribeños, equivalente al 30.2% de la población, así como romper con el paradigma de cinco siglos de privilegios en el continente. Recordó que en la región se logró disminuir la pobreza entre 2012 y 2015 gracias a políticas laborales progresistas, pero desde 2015 el proceso de estancó. Enfatizó la importancia de redoblar esfuerzos para desarrollar e implementar políticas públicas eficientes en el combate a la pobreza y que sean transversales.

«México cambió con voluntad humanista, que no se limita a repetir y se atreve, porque por el bien de todos: primero los pobres, debemos reconocer la cruda realidad de nuestra región», expresó Alicia Bárcena. En ese sentido resaltó que la igualdad implica una ruptura con el paradigma económico que ha predominado en las últimas décadas.

Por su parte el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, recordó que en años pasados incluso se dejó de hablar de igualdad, «casi era una palabra proscrita, porque no tenía sentido, era inalcanzable». «Se quiere manifestar con esto, que estamos en una rebelión, estamos en un planteamiento en el que la igualdad es el centro de nuestras preocupaciones y ocupaciones».

El canciller aseguró que México está mirando hacia el sur y quiere ser parte activa y comprometida de las causas de América Latina y como ejemplo recordó a los presentes que a partir de enero del 2020, México encabezará la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños mecanismo de concertación y diálogo que reúne a los 33 países de la región.

Por su parte, la titular de la Secretaría de Bienestar, María Luisa Albores González expresó que la región necesita que el reclamo de justicia social se escuche en América Latina y el Caribe, que los gobiernos latinoamericanos construyan estados de bienestar y “dejen atrás las políticas que agotaron nuestras economías, marginaron a los más vulnerables y degradaron nuestro medio ambiente».

La secretaria Albores llamó a  sus homólogos de la región a trabajar juntos para lograr superar los principales retos de la región: la pobreza, la desigualdad, las brechas en el desarrollo, la falta de salud y seguridad social, así como el déficit en la infraestructura, la violencia y los efectos de la degradación ambiental.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *