LA CÁMARA INDIA DE COMERCIO INICIA ACTIVIDADES COMERCIALES EN MÉXICO.

Spread the love

Las titulares de las Secretarías de Economía, Graciela Márquez y de Energía, Rocío Nahle; asistieron a la presentación de la Cámara de Comercio India-México (IMBC, por sus siglas en inglés). El objetivo de este organismo comercial oriental (la IMBC) es promover las relaciones económicas bilaterales apoyando a la comunidad empresarial a concretar negocios entre ambos países, ya que cuenta con el reconocimiento de los gobiernos y una red amplia de relaciones y contactos de organismos empresariales y sectoriales.

La convocatoria fue realizada por el embajador de India en México, Muktesh Kumar Pardeshi y el Presidente de la IMBC, Inder Pal Singh. Ya en su intervención, Graciela Márquez, señaló que, México y la India han colaborado estrechamente en diversos temas que resultan oportunos en el ámbito global.

La modernización de los procesos productivos, el desarrollo tecnológico, la mejora regulatoria continua, así como la consolidación de nuestras instituciones son esfuerzos latentes en el devenir de nuestra historia presente.

Agregó que con gran dedicación y esmero, gobiernos, inversionistas, empresarios y sociedad civil han trabajado arduamente para asegurar políticas públicas oportunas y relaciones comerciales benéficas en nuestras latitudes que recorren los océanos Índico, Atlántico y Pacífico.

«En 1999 nuestra relación comercial sumaba sólo 252 millones de dólares, mientras que el año pasado registró una cifra que rebasó, como ya lo ha señalado el Embajador, de 10 mil 150 millones de dólares; es decir, en sólo una década el intercambio comercial entre nuestras naciones se multiplicó 40 veces», refirió la funcionaria.

Este dinamismo ha posicionado a la India como nuestro décimo socio comercial a nivel mundial y el segundo destino de las exportaciones mexicanas a Asia.

Por su parte, México ha sobrepasado a Brasil como el primer destino de las exportaciones de India a América Latina. El notable desempeño del comercio bilateral y su consecuente crecimiento exponencial son ejemplos de las posibilidades de colaboración entre estas dos economías emergentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *