LATE EL CORAZÓN DE UN MÉXICO INDIGENA, MÁS FUERTE QUE HACE 25 AÑOS.

Spread the love
Mensaje dirigido a los pueblos indígenas que hasta entonces, hace un cuarto de siglo, decidieron enfrentar con una fuerza unida y solidaria, los embates del mundo exterior…el documento fue firmado por Antonio Soto Díaz.

La historia de un México gestado entre los interese del Neoliberalismo y la Globalización era denostada a partir del surgimiento de un ejecito de liberación nacional, los Zapatistas.

Era el primer día del mes de enero del año 1994, un estado de la república ubicado en el sureste del país, se convertía en el «ojo del huracán», Chiapas un lugar que en la historia prehispánica fue el corazón de una gran civilización, la Maya.

Pero aunque, la modernidad avanza bañando de olvido a la propia historia moderna, quedan registrados los acontecimientos, acciones que cambiaron el rumbo de un país indiferente en otras latitudes, siendo el mismo territorio nacional, pero con diferentes necesidades y convicciones.

A 25 años del surgimiento del EZNL, la historia parece estar a punto de repetirse, el Neoliberalismo y la Globalización han permanecido «maquilladas» por las nuevas políticas, las mismas que se han mantenido depredando y empobreciendo a las nuevas generaciones de los países que como México, dependen de las decisiones poderosas de organismos internacionales, emporios sin escrúpulos que acrecentaron sus ganancias económicas a un precio muy elevado, la degradación de la identidad que dieron origen a las sociedades modernas.

Nos referimos a esas culturas consideradas por los poderosos como «inferiores». Incomprendidas por sus formas de vida, de comunicación, de sus tradiciones y sus relación con la naturaleza; pisoteados por la ambición, la voracidad y la deshumanización de las políticas serviles de sus «patiños» los gobiernos.

Las Etnías, los pueblos indígenas, poseedores de cultura, conocimientos, idioma, tradiciones, riqueza ancestral, siguen siendo los grupos marginados, ahorcados por fuertes cinturones de pobreza y marginalidad social, discriminación, despojo, injusticia y olvido.

A 25 años de aquel movimiento social sin precedentes en México, todo pareciera estar a punto de repetirse; el Tren Maya (solamente para Turismo Exclusivo), el corredor del Istmo (detonante económico para los grandes emporios), la destrucción de selvas, de flora y fauna en el nombre de la «modernidad», aquí surge la pregunta; pero, sin duda, las Declaraciones de la Selva de Lacandona son la mejor lectura de la Historia zapatista.

La primera fue la declaración de guerra, leída desde el balcón del palacio municipal de San Cristóbal, que un grupo de unos 2.000 indígenas armados y encapuchados habían asaltado aquel 1 de enero de 1994.

Con la segunda se convocó a la sociedad civil, con la tercera se crea un movimiento de liberación nacional y con la cuarta, el FZLN.

La quinta consistió en la creación de Consulta Nacional, la gran mesa de diálogo con todos menos con el Gobierno, y con “la Sexta”, la última, se inició La Otra Campaña, la campaña zapatista paralela a las campañas electorales mexicanas de 2006.

Entonces que sigue, a quien corresponderá abanderar esa defensa, sin Marcos, Ramona, Elisa y otros muchos Subcomandantes que hace un cuarto de siglo en la historia moderna dieran dignidad al mundo Maya que se niega a desaparecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *