BOHEMIO, MUJERIEGO Y ENAMORADO…ASÍ FUE DANIEL SANTOS.

Spread the love

El 5 de febrero de 1916 nace el cantante puertorriqueño Daniel Santos, «El Inquieto Anacobero», uno de los músicos latinos más importantes del Siglo XX. Figura como el primer cantante de La Sonora Matancera, y graba más de 700 temas en Estados Unidos y América Latina.

Considerado como uno de los grandes intérpretes de géneros tropicales como el bolero, la guaracha y la guajira. Daniel Doroteo de los Santos Betancourt en 1938, mientras trabajaba en un casino en Manhattan, cantó el tema Amor perdido sin saber que su compositor, Pedro Flores, estaba entre el público. A Flores le encantó la interpretación e invitó a Daniel a unirse a su grupo «El Cuarteto Flores».

En 1941, muchos puertorriqueños fueron enviados por el ejército de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Entonces Daniel grabó uno de sus grandes éxitos: «Despedida», la cual fue compuesta por Pedro Flores donde cuenta la historia de un recluta firme que tuvo que dejar a su novia y a su madre enferma. La misma canción fue prohibida en la radio excepto en discos gramofónicos, discos de vinilo, discos de acetato y discos de LP ya que creaba conciencia en la ciudadanía y muchos no quisieron participar en el conflicto bélico, con la incertidumbre de su retorno. Daniel sufrió el mismo drama que el joven de la canción al saber que fue reclutado firme.

Después de la guerra, él se hizo partidario del Partido Nacionalista de Puerto Rico de Don Pedro Albizu Campos, que propugnaba por la independencia de Puerto Rico de los norteamericanos. Incluso grabó junto a Pedro Ortiz Dávila «Davilita» un disco de corte nacionalista con temas como Patriotas, La lucha por la independencia de Puerto Rico y Yanki, go home.

Este tipo de actitudes le acarrearía problemas con el FBI y el Departamento de Estado de Estados Unidos. Luego de pasar una depresión muy fuerte, se unió a la inmortal Sonora Matancera realizando grabaciones con este conjunto entre 1948 y 1953,actuando en 2 películas :El ángel caído (1948) y Ritmos del Caribe (1950), haciéndola famosa a nivel mundial. Con La Sonora ganó mucha fama y fortuna, a la vez que exhibió una vida desordenada envuelta en placeres, licor y prostitutas. Tuvo 12 hijos con distintas mujeres y además estuvo encarcelado en CubaEcuador y República Dominicana acusado a veces de posesión de marihuana (se dice que tenía receta médica para consumir este producto).[cita requerida]

En la década de los 50’s fue vocalista del grupo Los jóvenes del Cayo. También compuso la canción Sierra Maestra, la cual fue adoptada por Fidel Castro como himno de su movimiento.

En un programa de televisión dedicado exclusivamente a él, Santos contó una anécdota: en una ocasión, había tratado de suicidarse. Quería imitar a la poetisa argentina Alfonsina Storni, quien entró caminando en el mar hasta ahogarse, como se describe en la canción «Alfonsina y el mar«. Pero cuando Santos sintió que no podía respirar se arrepintió y salió corriendo del agua.

Durante los años sesenta, su música se hizo muy popular en todo el Caribe. Fue tanta su popularidad en Medellín, que tanto él como Orlando Contreras fueron proclamados Los jefes por los clientes de los bares del centro de esa ciudad.

Durante sus últimos años de vida realizó algunas giras por Latinoamérica y grabó con Johnny Pacheco y el Conjunto Clásico. Cantó junto a Héctor Lavoe la canción «Joven contra viejo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *