CON UN “PRIETITO” EN EL ARROZ, GUADALAJARA HIZO REVERENCIA A LA REINA DEL ROCK, ALEJANDRA GUZMÁN.

Spread the love

Por: Raquel Enríquez Monroy.

Dotada de una presencia escénica imponente, resultado de tres décadas como cantante y de la vena artística que la caracteriza, Alejandra Guzmán puso a “rockear” a los poco más de seis mil seguidores que el pasado sábado 29 de junio, asistieron al auditorio Telmex, a disfrutar de “La Guzmán Tour 2019”.

Alejandra arrancó los aplausos y gritos de los presentes desde que abrió su espectáculo con el tema “Un grito en la noche” y “Lipstick”, e incluyó escenografías coloridas y juegos de luces, acompañada de sus músicos y coristas.

Dueña de una excepcional voz, la Guzmán cantó éxitos como “Mírala, míralo”, “Mala hierba”, “Eternamente bella” y “Reina de corazones”.

Con varios cambios de vestuario, la reina del rock también mostró sus dotes de bailarina e incluso cantó una cumbia llamada “Cariñito corazón”.

La Guzmán animó al público, al mostrar su lado rebelde y rockero, interpretando temas de su más reciente álbum: “Mi enfermedad”, que es una compilación de éxitos del rock en español que, a decir de ella, la hicieron soñar con ser cantante. Puso al público de pie con “Mi enfermedad”; “No voy en tren”, y “Oye mi amor” del grupo tapatío Maná.

Además, interpretó éxitos de los años 60’s como “Rock de la cárcel”, “Pólvora” y “La plaga”.

También mostró su lado sensible y luego de una pausa, regresó al escenario vestida de reina, momento en el que cantó sus éxitos románticos como “Llama por favor”; “Volverte a amar”; “Ángeles caídos” y “Rosas rojas”.

Alejandra abrió su corazón al público al referirse a temas sensibles en su vida, como la infidelidad y el cáncer que padeció hace un tiempo. Al respecto, enalteció la labor del Hospital Civil, y dedicó la canción “Día de suerte” a algunos de los pacientes y a un médico que ahí se encontraban.

Guzmán se dijo estar muy feliz en “Guanatos”, pues entre el público se encontraban familiares muy queridos por ella, como su prima Mariana Guzmán, de quien hizo referencia, es hija de “Emilio”, uno de los personajes principales de la bioserie “La Guzmán”.

También subió al escenario a miembros de su club de fans para bailar con ellos y mostrar la bandera arcoíris que se ha convertido en estandarte del orgullo gay.

Rockera, rebelde, alegre, auténtica y sin poses. Así fue La Guzmán en su Tour 2019; aunque por un momento, la estrella vio su buen humor opacado, cuando una chica que se encontraba cerca del escenario, mostró una actitud que a la cantante no le pareció (algunos de los presentes comentaron que la mujer iba alcoholizada) y aunque la Guzmán le llamó la atención e incluso le dedicó la canción “Hey, güera”, la joven continuó comportándose de una forma que no fue del agrado de la reina rock, por lo que pidió que saliera del recinto, luego de decirle que, si no quería estar ahí, le regresaría el costo del boleto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *