EL “MAULLIDO” DE YURI Y LOS “CATS”, ECLIPSARON LA LUNA EN GDL.

Spread the love

Por: Raquel Enríquez Monroy.

Por sus más de 20 actores y bailarines en escena; por su música, iluminación, efectos especiales, y demás arte escénico, la obra musical “Cats” recibió una lluvia de aplausos, y fue el propio productor y director general de la puesta en escena, Gerardo Quiroz, quien agradeció al público asistente por su cálido recibimiento.

“Es un placer estar en una ciudad tan bella, en una ciudad tan culta, que apoya las artes escénicas; nos sentimos felices de regresar a Guadalajara, que, aunque (la obra) es inglesa de origen, es una de las dos puestas en escena musicales más importantes del mundo, hecha por puros mexicanos”, afirmó el productor, tras exponer que ya tienen programadas por lo menos 20 fechas más antes de que concluya este año, por el interior de la República.

La puesta en escena, que ofreció dos funciones en el Auditorio Telmex, comienza con una mezcla de música electrónica, tipo ópera rock y luces multicolores en una noche de luna llena y estrellada.

Los protagonistas son los gatos de la manada de los Jélicos, que se reúnen en un callejón para competir por ser el elegido que renacerá en otra vida.

El juez es Gatusalem, quien debe ver las cualidades que cada felino tiene, por lo que cada uno en su intervención, luce sus mejores alcances musicales y coreográficos.

Cuando los mininos se dan cuenta que son observados por el público, los toman también como jueces, por lo que interactúan con ellos cuando las luces se encienden.

Con canciones, los gatos cuentan la historia de cada integrante de la manada; sus bailes de tap, acrobacias y movimientos al más estilo “gatuno”, hacen que Gatusalem dude a quién elegirá.

Mientras todos hacen gala de sus encantos felinos, entra a escena la gata Grizabella, interpretada por Yuri. En un estado lamentable, vuelve a ser expulsada, luego que sus ex compañeros la vencieran, pero la felina no se rinde y regresa después para demostrar por qué es la gata de la que todos hablan, al interpretar “Memory”, sin darse cuenta que Gatisalem la observa y vuelve a ser aceptada por su manada.

“Górdocles”; “Gus”; “Agilorum”; “Punk Rock Terco”; “Bombonachona”; “Munkustrap”; “Pingurriento”; “Rompetrizas”; “Bombalurina”; “Misifustófeles” y otros gatos tan peculiares como sus nombres, traviesos, coquetos, marrulleros, piratas y rockeros, hacen de esta obra, una puesta destacada y entretenida.

Los cambios de música se realizan en los momentos precisos y las locuras de los gatos -con maquillaje y vestuario impresionante-, en ocasiones provocaron las risas espontáneas de los asistentes.

La obra se divide en dos actos; el primero, “En un callejón en el centro de la ciudad”, consta de una docena de intervenciones musicales, y el segundo acto, “Más tarde, rumbo al Edén Sideral”, tiene 9 intervenciones, en donde el minino elegido, es elevado a un nuevo plano.

La cantante y actriz Yuri, la gata Grizabella, dio muestra de su profesionalismo al cumplir con su compromiso, pues llegó afónica a la ciudad de Guadalajara por una infección muy fuerte en la garganta y luego de recibir dos inyecciones, salió a dar su mejor interpretación, lo que hizo que el público se pusiera de pie.

“Gracias, es un placer, y bueno, nos toca cuando uno no estudia, pues de gata; pero de angora, claro”, dijo la jarocha, con la simpatía que la caracteriza. “Cuando uno tiene pasión por lo que hace, cuando uno ama su trabajo, la voz sale (…) gracias a mis compañeros por hacer sentir parte de esta manada (…) Va a ser muy difícil despedirme; Grizabella me ha dejado muchas satisfacciones, mucho aprendizaje y la puerta abierta para seguir en el teatro”, recalcó la jarocha.

Después de la capital de Reino Unido, Londres, y de la ciudad de Nueva YorkMéxico es el país donde más presentaciones ha alcanzado esta obra musical, creada por Andrew Lloyd Webber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *