QUEDA SOLO TRUMP CON SU IDEA DE AMURALLAR LA FRONTERA CON MÉXICO.

Spread the love

El presidente Donald Trump se retiró de las negociaciones con los demócratas del Congreso y declaró que era una “pérdida total de tiempo” luego de que repitieran su negativa a financiar cualquier tipo de muro en la frontera con México.

«Acabo de salir de una reunión con Chuck y Nancy, una pérdida total de tiempo», escribió Trump en Twitter, refiriéndose al líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (D-Nueva York) y a la Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-California). “Le pregunté qué pasará en 30 días si abro las cosas rápidamente, ¿aprobará la seguridad fronteriza que incluye un muro o barrera de acero? Nancy dijo, NO. ¡Dije adiós, nada más funciona!

Después de la reunión, Schumer y Pelosi denunciaron a Trump por negarse a reabrir el gobierno, tal como lo habían hecho la noche anterior.

«Nuevamente, vimos una rabieta porque no pudo salirse con la suya», dijo Schumer a los reporteros frente a la Casa Blanca el miércoles.

Los trabajadores federales están «tan decepcionados como nosotros porque los demócratas no están dispuestos a participar en negociaciones de buena fe», dijo el vicepresidente Mike Pence a los reporteros después de la reunión.

Con 19 días y medio de cierre de gobierno y hablando de la posibilidad de declarar un estado de Emergencia Nacional, las familias de millones de trabajadores del gobierno americano no podrán cobrar esta quincena pero los recibos seguirán llegándoles, y la amenazas de disturbios en caso de cerrarse el área Wellfear por falta de presupuesto, tienes a demócratas y republicanos en vilo.

El gobierno de los Estados Unidos ha estado parcialmente cerrado durante casi 19 días, luego de que los demócratas del Senado se negaron a respaldar un proyecto de ley de mayoría republicana que destinaría $ 5.7 mil millones a la construcción del muro fronterizo.

Los demócratas tomaron el control de la Cámara el 3 de enero y propusieron proyectos de ley para reabrir el gobierno, pero han rechazado cualquier financiamiento al muro, siempre, calificándolo de «inmoral».

«Esto es una crisis… es una crisis humanitaria, es una crisis de seguridad», dijo el Secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen. «Y la realidad es que las paredes funcionan».

Unos 800 mil trabajadores federales pronto perderán su primer cheque de pago, y cada parte ha acusado a la otra de ignorar sus necesidades e intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *