ALFARO HA DESAMPARADO A CASI 10 MIL MUJERES “JEFAS DE FAMILIA” ESTE AÑO.

Spread the love
“Las afectadas han recibido evasivas y mal trato del personal de asistencia social, culpan a Alfaro y al personal a cargo del programa actual”.

Luego de que este martes 29 de septiembre, dos centenares de mujeres (cabezas de familia uniparentales), acogidas al anterior programa de asistencia social denominado, Madres “Jefas de Familia”, instituido en la anterior administración estatal con Jorge Aristóteles Sandoval Díaz; hicieran pública la arbitrariedad cometida en su agravio por parte del actual gobierno de Enrique Alfaro Ramírez, al modificar este programa y que con engaños, dejó en desamparo a más del 75 por ciento del padrón, sin que el actual ejecutivo estatal analizara las condiciones que viven estas familias de todo el estado de Jalisco.

“Fue al inicio de la pandemia que me dejó de llegar el apoyo, pero nunca me informaron por qué razón me lo quitaron, iba al DIF y buscaba a las personas encargadas del programa para saber, cuando me lo darían y solamente decían que lo arreglara por internet, pero nunca dieron una respuesta” señaló una señora, madre de un hijo con cáncer.

Como esta, muchas otras mujeres, cuya historia es similar, dejaron de recibir una ayuda que les permitía tener un paliativo económico hasta ese momento. A partir del mes de febrero de este año, la esperanza de salir adelante gracias a ese apoyo económico de poco más de mil 200 pesos mensuales, se transformó en un viacrucis bien orquestado por el ejecutivo del estado, a través de la titular del nuevo programa llamado “mujeres líderes del hogar”, María del Carmen Bayardo Solórzano, quien despótica e indolentemente ha pasado por alto los derechos adquiridos por miles de mujeres vulnerables, más aun, cuando por consecuencia de la actual pandemia, sus ingresos disminuyeron drásticamente, pues quedaron sin empleo y sin el apoyo estatal.

“Habemos muchas de nosotras que estamos enfermas, padecemos diabetes, artritis, cáncer, trombosis y algunas complicaciones derivadas de ello; pero para este gobierno no existimos, para Alfaro no existimos, allí mismo en las oficinas de asistencia social, las secretarias nos trataban mal y hasta nos decían que esos apoyos eran para quienes ayudaron al MC en su campaña”, reveló otra de las afectadas.

Luego de dar información a los medios de comunicación, de manera pacífica y ordenada, en columna de poco más de 60 metros, se dirigieron hacia la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) Jalisco, en donde fueron atendidas, dejando un documento firmado por cada una de las afectadas, quienes además de ser victimas de las arbitrariedades gubernamentales, aseguran haber sido amenazadas, algunas incluso de muerte, si decían algo al respecto.

“Tenemos miedo por nuestras familias, nos vigilan, nos llaman y amenazan, todo porque pedimos lo que nos corresponde, ya lo recibíamos porque cumplimos con los requisitos, es injusto que nos condenen a mendigar o nos desaparezcan” dijo con lagrimas en los ojos una viuda.

“Nos engañaron vilmente” dijeron otras de las afectadas, aseguran que todos los documentos fueron entregados y entregados en tiempo y forma, así lo narra una afectada «sólo dicen que fue denegada del programa, que no salí en listas. A nosotros nos dijeron que iba a cambiar el programa pero que tendríamos prioridad e íbamos a seguir», pero no fue así.

Presuntamente de unas 3 mil 640 familias «se abrirían los espacios para mujeres que iban saliendo de reinserción y resulta que todas las demás jefas de familia quedaron fuera, les envían cartas de denegadas, con datos equivocados, errores en los nombres, y mandan cartas de los titulares, pero con otros nombres, empiezan a llegar cartas a montones, sábados a horas muy inadecuadas de la mañana y domingos también», puntualizaron.

Ya en la CEDH Jalisco, realizaron la entrega de su pliego petitorio y se levantó el acta de comparecencia, recibiendo como respuesta el compromiso de la Institución de que en los próximos cinco días darían una respuesta a las afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *