CANDIDATOS…¿MENOS MALOS?

Spread the love

Como los galgos en la pista de carreras y tras el señuelo de la liebre, arrancaron los candidatos a cargos de elección popular, pero estos corren para no salir de la nómina. Algunos vividores de la política solo cambian de piel como los reptantes. En su mayoría son los mismos pero transformados por la demagogia de la época electoral del momento, que no distingue color.
Mientras esos saltimbanquis, nuevamente se lanzan lixiviados y se queman por seguir en la mamadera, ardieron unas 4 mil 500 hectáreas (la versión satelital menciona 7 mil 200) del bosque de La Primavera, la única asidera ecológica para la zona metropolitana de Guadalajara y otras localidades. ¿Algunos de los ahora candidatos han estado en administraciones públicas pasadas y tienen que ver con la autorización de actividades inmobiliarias o “se hicieron de la vista gorda”? Habremos de investigar.
Esos que ya han estado en la administración pública municipal por ejemplo, ¿respondieron a la ciudadanía con servicios públicos municipales como la seguridad pública, es el mantenimiento de alumbrado, de pavimentación, de semaforización, de la señalética vial, de un bue transporte colectivo, etc…? ¿Cree usted amable lector, que “esos” han logrado el desarrollo de sus entidades federativas, de sus municipios y que como diputados (locales o federales) verdaderamente han legislado para el beneficio del estado mexicano, o de sus intereses particulares o extranjeros y
partidistas?
Muchos de “esos” ni siquiera terminaron sus periodos administrativos. Es decir, le mintieron a usted, ciudadano elector. Se apoyaron en normas “hechas a modo” para seguir esquilmando al pueblo y ahora brincan de un municipio a otro y de una oficina a otra…¡Como siempre lo han hecho! Saturados los medios de comunicación, sobre todo los electrónicos antiguos y moderno, con la espantosa y demagógica propaganda. “Esos mismos” que no han cumplido y solamente han vivido de la ciudadanía, ahora dicen ser los mejores y acusan a sus contrapartes de ser los peores.
Como aves carroñeras, muchos quieren seguir saqueando a México, rico en recursos naturales, atributos que han sido cooptados y hasta arrebatados siempre por los devoradores países poderosos o desarrollados. Utilizan, explotan y aprisionan a otros para beneficio de sus grandes negociantes. La democracia es una forma de legalizar un gobierno, pero cada vez que llegan al poder, “esos” no legitiman su actuar.
En todos los niveles de gobierno se pregona que “defenderán la democracia y el voto ciudadano”. Se rasgan las vestiduras acusando y fustigando la entrega de despensas y demás utilitarios en épocas electorales.” Ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga el propio”. ¿Qué son las dádivas disfrazadas de programas de bienestar? ¿Compra de voto? Y luego de las votaciones habrá más…si quedan los mismos “benefactores”, por supuesto.
Quienes protestaron contra la hegemonía político partidista en México han hecho lo mismo:
prometer mucho y cumplir poco. En esta ocasión es lo mismo y ahí están, o personalmente, o a través de sus coequiperos. Esa es la democracia dirigida de quienes se dicen demócratas y no cambian el sistema político ni lo harán porque es el que más les conviene a quienes están o llegan al poder con el cual sirven a grades capitales y organizaciones oscuras que solamente viven perjudicando a la gente.
Si es que aún tiene empleo, ¿Su salario le ajusta para sobrevivir? Los alimentos e insumos están cada vez son más caros y con los desastres naturales, los poderos productores y comerciantes simplemente incrementarán los precios al consumidor. ¿No ha sido siempre así? La inseguridad cada vez es mayor, así como el desempleo, la deficiente atención educativa y cultural, etc., pero, ¿la sociedad hace lo que le corresponde o sigue viviendo en el paternalismo oficial y social abrazada al importa madrismo por todo? Cree usted que estos candidatos son los menos malos?
Y…qué pasa?

PERIODISTA: mjimenezibanez58@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *