CONTAMINACIÓN EN ALIMENTACIÓN PARENTERAL ALERTA AL SECTOR SALUD EN JALISCO.

Spread the love

La detección de una bacteria en el torrente sanguíneo de 52 pacientes, hospitalizados en diversos nosocomios, públicos y privados del Estado de Jalisco; puso en entredicho, la calidad sanitaria con que se atiende a los enfermos.

A decir del titular de la Secretaría de Salud en el estado, Fernando Petersen Aranguren, desde el momento que fue detectada la presencia de la LECLERCIA ADECARBOXYLATA en pacientes, se ha reforzado un cerco sanitario, dicha bacteria, una vez introducida en los pacientes acelera su sistema endocrino afectando los padecimientos que el individuo ya tiene.

Los casos fueron detectados 23 en hospitales de especialidades del IMSS de los cuales 18 son en pacientes prematuros y 5  adultos; 9 en los hospitales civiles de Guadalajara, 7 en hospitales de la dependencia estatal incluyendo el materno infantil «Esperanza López Mateos» y 3 más en nosocomios particulares.

En entrevista para Todo en Noticia, Petersen Aranguren, señaló que se dará una investigación exhaustiva, para detectar las causas que dieron origen a la contaminación de los alimentos parenterales, cuyo lote de producción fue retirado de los hospitales, al tiempo de resguardar en observación (cuarentena) a los pacientes que recibieron el producto proveniente de la empresa SAFE (laboratorios PISA).

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) deberá intervenir para constatar la inocuidad de estos productos a nivel nacional, en los hospitales de todo el país; revisar sobre el adecuado manejo del alimento, su elaboración, el almacenamiento y adecuado suministro en pacientes, que garanticen las buenas practicas durante el proceso.

Considerado un brote de riesgo sanitario, las medidas de aislamiento y observación en cada caso particular, continuara hasta obtener la respuesta de lo que causó el problema, y haya certeza de haberse eliminado.

El total de pacientes suministrados con alimentación Parenteral con el mismo número de Lote, pero en diferentes nosocomios, fueron 204, de los cuales a 52 se les detectó la presencia de la bacteria, por lo que, de inmediato se informó de la condición latente en torno al producto de la marca SAFE.

Por su parte, Denisse Santiago, titular de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (COPRISJAL), la autoridad federal deberá rastrear los suministros que fueron utilizados por la empresa SAFE, para realizar las mezclas de alimentos, el proceso de laboratorio y los manejos de los paquetes alimenticios.

El Secretario de Salud en Jalisco, Fernando Petersen Aranguren, aseguró que, ante la contingencia sanitaria, ya fueron retirados estos productos alimenticios de los hospitales, y con ello, se deberá llevar a cabo una revisión al interior del sector salud; «Debemos hacer una investigación absoluta, lo único que este brote nos permite es el de revisar todo el protocolo, desde como se están manejando las cosas, como se están atendiendo, quien las pone, como las están poniendo; debemos hablar no de una hipótesis, lo que es innegable es que hubo un brote, que tenemos 52 casos de personas que tienen una contaminación en su sangre por esta bacteria y ahorita lo que estamos haciendo es recurriendo al factor de riesgo numero uno, para tratar de eliminar ese factor».

Agregó que ya se ha identificado la bacteria, y en estos momentos se analiza en los laboratorios de la dependencia sanitaria estatal, acerca de las condiciones que guarda, su resistencia a medicamentos u otras sustancias, para saber a que se están enfrentando.

Petersen Aranguren enfatizó, «Estamos haciendo los cultivos necesarios para detectar como esta bacteria ha cambiado sus patrones de resistencia a los antibióticos, y a partir de ello, revisar todo el protocolo absoluto, desde como se produce, como se genera, que componentes tiene, quien participa, donde participa, quien lo recibe, donde se almacena, como se queda; lo importante en este caso es que no se trata de un solo hospital, sino que fueron varios hospitales, todos en la zona metropolitana de Guadalajara y eso nos habla de que, si el protocolo está mal en toda la cadena, pues entonces quiere decir que teníamos a lo mejor, errores en los protocolos que tendremos que subsanar. Creo que esta es una gran oportunidad para una revisión muy detallada, a través de todos los comités de como debemos de tratar a los pacientes, especialmente a aquellos que se encuentran en estado critico».

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *