EL IMSS JALISCO AFECTA A UN MILLAR DE PACIENTES PEDIÁTRICOS POR POLÍTICA INTERNA.

Spread the love

Coincidieron en señalar media docena de padres de pacientes que son atendidos en el Hospital de Pediatría del Seguro Social en Guadalajara, lugar a donde el médico especialista en Neurología Pediátrica, Dr. José de Jesús Colón Pérez ha dado atención a un universo de un millar de pacientes, desde su asignación a esta área hace ya cuatro años.

En rueda de prensa, los padres de familia explicaron a los medios de comunicación sus vivencias en el trato directo del galeno hacia sus pacientes, donde resaltaron el profesionalismo del especialista, quien realmente se esmera en dar una atención de calidad, aún con las limitaciones de recurso material y humano que padece; ya que a diferencia de otros especialistas que ven a sus hijos en el mismo Instituto Mexicano del Seguro Social, «el dr. siempre nos ha atendido, aunque nos hubiéramos retrazado, o por cualquier complicación, algo que le agradecemos porque otros doctores nos han cancelado nuestras citas, pero el Dr. Colón siempre nos ha recibido y atendido» señalaron.

«No se vale que nos quieran quitar al doctor, el seguro social con sus manejos pone en riesgo a nuestros hijos, ya que cuando han llamado al doctor con sus superiores, abogados o con indicaciones para que atienda alguna emergencia, nos consta que eso ha sucedido, porque hemos estado en consulta y atiende a esas situaciones pero, en tanto se desocupa, nos atiende para darle continuidad a cada caso de nuestros hijos» dijeron los papás de  niños que son atendidos por problemas de tumores en la cabeza, epilepsia, autismo y otros padecimientos neurológicos.


«No se vale que por políticas absurdas, el IMSS afecte a nuestros hijos», familiares de los pacientes pediátricos temen que sus hijos frenen su proceso porque de suspender al médico especialista o quitarlo, como pretende el Hospital del IMSS, sería contraproducente y significaría comenzar todos los trámites de nuevo, poniendo en riesgo hasta la vida de ellos, aseguraron. Fotos: TEN.

«Gracias a que el doctor ausculta, escucha, revisa minuciosamente y a conciencia a nuestros hijos, es que hemos podido ayudarlos oportunamente, pero pareciera que intencionalmente en el seguro social no les gusta como nos atiende, ellos saben; incluso nos han llamado para ofrecernos una mejor atención, con la condición que firmemos en contra del Dr. Colón, lo que no se vale» agregó padre de un menor que al nacer tuvo falta de oxigenación cerebral.

Los familiares de estos pacientes pediátricos, expusieron sus casos particulares, coincidentemente sin ellos conocerse, revelaron que la ineptitud es generalizada entre el personal de la institución, a diferencia de médico, que sin objetar por las condiciones que le dejan para atender a los derechohabientes, sin camas especiales, material de uso común como guantes, gasas y otros que de repente se requieren, o que nos lo esconden sin avisarnos, pues lo cambian de un lado a otro, nos ha atendido en el salón de usos múltiples, en un lugar que se ve improvisado como consultorio hasta el fondo del hospital, y en otras ocasiones lo hemos encontrado en otro sitio cercano a el área de rayos «x».

«Nos enteramos de la campaña que esta armando el IMSS en contra del prestigio del Neurólogo, y no se vale, no vamos a permitir que le quiten a los niños a el dr. que tiene un compromiso profesional y muy humano con ellos, pues él ha logrado cambiar la imagen tan deteriorada que tenía el seguro social, siendo diferente o la única excepción, al menos así lo estaba viendo hasta antes de esta semana en que nos dimos cuenta que el IMSS no quiere cambiar esa imagen que no les importa la salud de sus pacientes, pero que no se lleven a nuestros hijos entre las patas» dijo la madre de una menor con epilepsia.

Quienes convocamos, estamos concientes que existen muchas irregularidades en el sistema del Seguro Social, nos tratan sistemáticamente al margen de lo que sucede realmente, ocultan información y manipulan las situaciones buscando «chivos expiatorios» y cada que nos cambian o quitan a un médico, a nosotros como familiares y derechohabientes nos obligan a comenzar otra vez, cada uno de los trámites, estudios, análisis, borrando ellos todo antecedente, desapareciendo los expedientes, argumentando que al irse el médico correspondiente, se llevan muchas cosas.

Por lo anterior es que, a través de la información que circuló en los medios y nos percatamos de las «perversas» intenciones que nos afectan en el tratamiento, atención y continuidad de nuestros casos particulares, solicitamos a la sociedad derechohabiente del IMSS que, casos como el del Dr. José de Jesús Colón Pérez, un médico que ha demostrado su calidad y calidez humana, su honestidad y profesionalismo, sea no solamente reconocido por la institución, sino que al pretender quitar a malos elementos del IMSS, lo hagan empezando con tantos recomendados burócratas que solamente representan compromisos, amiguismos y tráficos de influencia.

La trayectoria del Dr. Colón Pérez, ha sido una referencia, incluso al ser el encargado de certificar a otros colegas de su especialidad, aunado a ello, hace casi cinco años fue asignado a ocupar el puesto de especialista en Guadalajara, luego de ganar uno de los tres primeros lugares de un proceso certificador de entre un centenar de médicos Neurólogos de todo el país.

Sin embargo, pareciera que el valor curricular que respalda el desempeño y que es requisito para ocupar un cargo en el sistema de salud federal, es lo que menos vale cuando la honestidad y el compromiso hipocrático, de personas probas como este médico especialista rebasa los intereses corruptos de personal administrativo, sindical y jurídico del IMSS, quienes arbitrariamente se han dedicado a hostigar, reprimir, impedir que el médico cumpla con sus pacientes, propiciando un ataque constante psicológico y laboral, violentando los derechos de los niños, de los derechohabientes, del propio profesional de la medicina, a la Ley federal del Trabajo y a la propia constitución mexicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *