EL PERIBÚS SERÁ EL “DESCABELLE” PARA LA ECONOMÍA DOMÉSTICA PLANEADO DESDE LA SETRAN

Spread the love

Un proyecto a capricho, sin rumbo ni destino; con unidades que circularán de periférico norte a periférico sur y que obligará a muchas rutas a dejar de prestar el servicio en colonias de la periferia, agravando el problema actual de movilidad, pues, por una parte obligará a los concesionarios dejar de circular con las rutas actuales, cercanas al anillo periférico como 78, 78C, 619, 171 y 380, por mencionar algunas, rutas que deberán incorporarse obligatoriamente al proyecto “Mi Macro Periférico”, y es que a partir de la primer quincena del mes de diciembre de este año, las unidades articuladas de dicho proyecto, recorrerán exclusivamente por el anillo periférico y por ello la Secretaría de Transporte (SETRAN) obligará a las rutas que anteriormente circulaban (poco kilometraje sobre este), a dejar de hacerlo, pues la vialidad en este anillo se volverá exclusivamente concesionado a las unidades de dicho proyecto, sin importarle al gobierno del Estado, representado por la secretaría que los usuarios habituales, que se movilizan de la periferia de la zona metropolitana de Guadalajara hacia el centro de la capital jalisciense se vean forzados a utilizar más rutas y tiempos de traslado muertos, para llegar a sus destinos.

Gracias a que la Secretaría de Transporte (SETRAN) Jalisco, trabaja coaxionando y violentando los derechos de los concesionarios, este corredor quedará en manos de privilegiados, pues el titular de esta dependencia Diego Monraz Villaseñor en complicidad con el Ing. Almicar Arnoldo López Zepeda, pretenden cumplir su cometido y han orquestado un plan perverso en contra de algunos transportistas, a fin de forzarlos al sometimiento. Uno de estos procedimientos se aplica en la total indefensión y es que luego de proceder a detener las unidades bajo cualquier pretexto injustificado y alterando los términos en los folios, envían las unidades al corralón, con ello obligan a los transportistas a firmar un acuerdo denominado “Plan de Renovación” en el cual se establece la condicionante del compromiso para que esas rutas adquieran unidades dentro del modelo establecido y con fecha fatal hasta el mes de febrero del 2022, contrariamente a lo que otorgaron al grupo incondicional protegido por el director de transporte público (grupo de los 10), quienes gozan de un plazo hasta el mes de noviembre del 2022.

En el citado plan de renovación también se establece la condición de renunciar al ejercicio de cualquier acción legal en contra del Gobierno del Estado, de la Secretaría de Transporte SETRAN y sus funcionarios, es decir que como transportistas están obligados a trabajar en total estado de indefensión; por lo que concesionario al que le sea retirada su unidad de circulación y no firme dicho documento, no podrá liberar sus unidades, cabe señalar que por cada unidad retirada de circulación y enviada al corralón, cada concesionario debe cubrir el monto del folio que va desde 250 pesos a los 4 mil 500, más los derechos de libertad 313 pesos, más la imposición del director de transporte público que ha ordenado que toda unidad debe ser llevada en grúa a cuenta del transportista cuyo costo oscila de entre 5 mil 800 pesos hasta 6 mil 300 pesos.

Curiosamente los protegidos del director de transporte público, Almicar Arnoldo López Zepeda (Grupo de los 10), son intocables a los operativos, pues sus unidades no son ni molestadas mucho menos enviadas a los corralones, a pesar de convertir las vialidades en terminales no autorizadas, tal es el caso de la empresa River que estaciona sus unidades en avenida 5 de febrero casi al cruce de Calzada Independencia Sur en las inmediaciones del parque agua azul.

Este grupo de pseudo empresarios incondicional al modelo “Ruta-Empresa”, al ser favorecidos por las autoridades de la SETRAN en complicidad con el sindicato de Juan Huerta (CTM), impuesto a modo por la propia dependencia estatal, para obtener mayores beneficios económicos a través de los subsidios contemplados para el mejoramiento del 100 por ciento de las rutas de transporte que circulan en Jalisco, dejando en desventaja a todos aquellos concesionarios que no cumpla sus caprichos.

Por otro lado, al implementar un sistema de prepago electrónico exclusivamente en las rutas de transporte colectivo eximiendo de esa obligatoriedad a las rutas de “lujo”, así también, dentro de su plan exigen a algunos concesionarios traer una frecuencia de paso entre sus unidades de por lo menos 15 minutos entre ellas y por otro lado, ordenan operativos para detener unidades y enviarlas a los corralones, operativos amañados donde se exige la detención de cuatro a 20 unidades por cada ruta, tal es el caso de los operativos realizados recientemente a las rutas: 207, 30 directo, 622, 258-D, 645, 153 CTM y 50-B entre muchas otras.

Por si fuera poco y contrariamente al discurso oficial vertido por el titular de la SETRAN, Diego Monraz, en torno a combatir y erradicar la práctica del llamado “Coyotaje” o pseudo gestores que agilizan tramites a particulares, es en esta área del transporte público donde más se practica y no es afuera de las oficinas de la dependencia, sino adentro, donde ex directores de la misma secretaría, ex trabajadores de dependencias de OPD´S como SISTECOZOME incrustados en la nómina, al igual  que una docena (al menos) de “gestores” ampliamente conocidos por los empleados de estas oficinas y que portan gafetes de autorización para ingresar libremente a la SETRAN y agilizar trámites particulares. “gestores” los cuales inclusos solapados al presentar ante ellos documentos apócrifos.

Ante este panorama adverso para el servicio de transporte público en el Estado de Jalisco, con el modelo de movilidad denominado “Mi Transporte” similar al que implementó en Guanajuato el actual director de transporte público, Almicar Arnoldo López Zepeda y que lo llevó a una sentencia por delitos como peculado y daños al erario, en la ciudad León, donde se desempeñó en un cargo similar al que desempeña en la SETRAN Jalisco, por lo que la simulación en el mejoramiento de la movilidad del transporte en las principales ciudades del estado, resultará para los usuarios y transportistas concesionarios, caro, malo, incosteable, disfuncional e inoperante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *