EN JALISCO EL TRANSPORTE PÚBLICO TODO A “DIEGO”, VORAZ EL VIL SEÑOR SECRETARIO.

Spread the love

La imposición, amagos, represión son en la actual administración el común que aplican los lacayos del Movimiento Ciudadano MC; tal es el caso del transporte público, las medidas que Diego Monráz Villaseñor en contubernio con el G-10 de incondicionales han golpeado la economía de los usuarios, despiadadamente.

El fallido sistema de prepago, negocio complementario de la Empresa (controladora de las rutas), no se cumplió en tiempo y forma, debido a los desacuerdos por los modelos, por si daban o no cambio, y otras condiciones que no permitían “jinetear” libremente los dineros desde las alcancías.

Recortan la ruta 258-A que hacia un recorrido de la colonia Lomas del Paraíso en Huentitán el Bajo, hasta las Águilas en el cerro del Tesoro, ahora nada más llega a su terminal en el Panteón de Belén.

Un obstáculo superado por Monráz Villaseñor; y es que el titular de la secretaría de transporte en el Estado de Jalisco, -al margen de la ley- y violentando lo establecido previamente, al designar unidades plenamente identificadas a cada ruta asignada; obligó amañadamente a los transportistas a cobrar los 10 pesos por pasaje (por no dar cambio ni comprobantes para el viajero), es decir, mandó parar todas las unidades que no tenían el sistema de prepago instalado (que cobraban 7 pesos), reprimió a rutas como por ejemplo la ruta 30 directo, cuyas unidades no tienen alcancías y la paro completamente desde el pasado sábado, cubriéndola provisionalmente con unidades de la ruta 27-A.

A Diego Monráz Villaseñor no le importa que al modificar las rutas y encarecer el costo del pasaje, se exponga a los usuarios a la inseguridad, así lo dijo ante la molestia de vecinos de arenales Tapatíos en donde les cambió la ruta del único camión que llegaba a ese lugar a un Km de distancia.

Lo cual no es legal, ya que cada unidad está designada a una ruta específica. La 153 CTM tampoco trae, al igual que la 358, la 24 y muchas más; sin embargo, la voracidad de Diego Monráz Villaseñor es similar o igual a la de este ejecutivo estatal, totalmente represivo y recaudatorio, lo más alejado de los ciudadanos.

Las unidades que circulan con la aprobación de cobrar 9.50 pesos, que se redondea automáticamente a “diego” (10.00 pesos); nunca cumplieron con las disposiciones establecidas como requisito para actualizar el parque vehicular en el transporte público de Jalisco, la mayoría son modelos que no cumplen con el rango acordado, chatarras pintadas de color verde, cuya “manita de gato” costó en promedio 15 mil pesos y con eso “agilizaban” los requisitos para incrementar el cobro en la tarifa.

Ahora, con la detención de unidades ordenada por Monráz, el amago en contra de estos transportistas incumplidos, queda justificado, a pesar de estar al margen de la propia ley, que ellos firmaron, pisoteando sus acuerdos y recaudando a diestra y siniestra; a esto se suma la aparición de rutas “piratas” invadiendo derroteros de otras rutas, el recorte de rutas como la 258-A que de hacer originalmente un recorrido desde la colonia Lomas del Paraíso (zona popular) a partir de este lunes 4 de mayo, cambia su terminal en el cruce de las calles Arista y Belén en la zona centro.

Así este modelo de movilidad (el peor en 4 décadas), bajo el argumento de que es por el bien de los jaliscienses, al igual que con el sistema de salud con el covid-19, lacera a las clases más desprotegidas, dejándolos en total estado de indefensión, así trabaja el voraz vil señor de la secretaría del transporte estatal, sin importarle que los usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *