ESTA SEMANA TOMARÉ LO QUE ES MÍO PORQUE LA LEY ESTÁ DE MI LADO, «NO TENGO QUE PEDIR PERMISO A NADIE PARA ENTRAR EN MI PROPIEDAD».

Spread the love

Fueron las palabras del octogenario, José Prisciliano Jarero Alatorre; víctima de los abusos de autoridad y simulaciones que diversas instancias gubernamentales que han «robado», valiéndose de argucias, el patrimonio que fuera de la -entonces- acaudalada familia tapatía.

Todo empezó en el año de 1966, cuando Francisco Medina Ascencio era el gobernador constitucional del Estado de Jalisco, y tenían un proyecto naciente, pujante; que permitiría el despegue de las vías aéreas comerciales en el occidente de México.

Los terrenos que originalmente abarcaban lo que ahora son la mayor área del aeropuerto Miguel Hidalgo de Guadalajara, donde más de 265 mil metros cuadrados, se encuentran en un conflicto legal; que actualmente involucra a dependencias de gobierno, como el Instituto de Pensiones del Estado, y en lo particular, al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).

Sin embargo, la situación que vive el señor Jarero Alatorre, quien no ha claudicado y hasta ha confiado en los compromisos simulados por diversos actores, sin que le resuelvan ni le han pagado un solo centavo por lo que le han robado.

Cansado de tanta ignominia, el señor Prisciliano Jarero, fue contundente en hacer valer su derecho, como titular de esos terrenos, los que han sido de su familia por generaciones y que ahora, se encuentran amenazados por un grupo amafiado, conformado por los diferentes niveles de gobierno que en contubernio con los pseudos empresarios del GAP buscan a como de lugar quedarse con lo que no es de ellos.

Esta semana tomaré lo que es mío porque la ley está de mi lado, «no tengo que pedir permiso a nadie para entrar en mi propiedad», defenderé lo único que me queda, con la vida misma, de ser necesario, advirtió el afectado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *