GOBIERNO MUNICIPAL DE AMECA SIN ESCRÚPULOS PRETENDE DESPOJAR A CAMPESINO DE LA TERCERA EDAD SU TIERRA.

Spread the love

La voracidad, premeditación, alevosía y ventaja con que muchos servidores públicos desde diferentes gobiernos municipales en Jalisco han sorprendiendo a los gobernados, quienes ante los procedimientos ilegales utilizados, que se ha vuelto una práctica constante y sistemática. Los afectados se ven obligados a defender jurídicamente su patrimonio familiar y su derecho humano. La repercusión directa va en contra del patrimonio de sus familias, las denuncias de estos abusos se han realizado en contra de municipios actualmente gobernados por el Partido Movimiento Ciudadanos (MC).

El pillaje y el despojo patrimonial se ha evidenciado en gobiernos municipales como, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, Puerto Vallarta, Ameca y en el ejecutivo estatal.

Comunidades indígenas como la de San Sebastián el Grande, ejidatarios como los del Zapote en Tlajomulco; pequeñas propiedades como las colonias de antorchistas en Zapopan, espacios públicos como el caso de Tlaquepaque y una cantidad de afectaciones en contra de particulares, en todos los municipios conurbados de Guadalajara donde el MC tiene presencia.

Tal es el caso de don Manuel Hernández Arias, un humilde campesino de Ameca, Jalisco, quien ahora cuenta con 72 años de edad, y desde hace 10 años ha vivido un calvario tratando de recuperar su propio patrimonio, un terreno de más de 6 hectáreas que entregó al Ayuntamiento de Ameca en calidad de arrendador para la construcción de un relleno sanitario en una parte de esa área, equivalente a 1.5 Has.

Sin embargo, la autoridad municipal de Ameca alevosamente se adjudicó el total del terreno, sorprendiendo la buena voluntad del campesino, a quien posteriormente le dejaron de pagar y engañaron para que, aún siendo el propietario del terreno, trabajara cuidándolo como espacio municipal, por lo que fue contratado por el mismo ayuntamiento.

Al dejar de recibir las rentas correspondientes por parte del gobierno municipal, don Manuel, solicitó que se respetara el contrato firmado, el cual fue totalmente desconocido por el entonces presidente municipal y su gabinete de funcionarios. Despidiendo a don Manuel de su empleo y procediendo en su contra por despojo (de su propio terreno) lo cual le llevó a estar en la cárcel, de donde después de pagar 20 mil, de los 200 mil que le habían fijado como fianza, logró salir.

Entonces el proceso en contra de los abusivos servidores municipales dio inicio. En la actualidad, en este predio  no hay obra ya que existe una suspensión, no le han regresado su terreno, pese a que el municipio se desistió del proyecto. En el año 2004, el Ayuntamiento de Ameca ocupó 1.5 de seis hectáreas del predio conocido como San José de los Pilones, firmando el  contrato de arrendamiento con don Manuel Hernández, donde se comprometía a pagarle tres mil 200 pesos mensuales hasta 2019, instalando membranas e infraestructura para un relleno sanitario municipal.

«Fue en 2014, que el Tribunal Agrario dejó sin efecto este contrato y ordenó regresar el predio a su dueño original, lo cual no se ha concretado, debido a que el ayuntamiento de Ameca le exige a don Manuel Hernández, un pago de seis millones de pesos que el estatal, a través de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial invirtió en el relleno», así lo dio a conocer su representante legal Sergio Becerra Mares.

La petición que el afectado Hernández Arias hace a las actuales autoridades de Ameca, es que le regresen el terreno que es su patrimonio familiar, en las condiciones que se encuentra y no cómo lo exige la propia resolución federal, que marca «en las condiciones que se encontraba en el momento de realizarse el contrato», situación que de por sí, ya representa una afectación económica, patrimonial y ambiental, ya que esas hectáreas no pueden ser utilizadas para el cultivo, debido a los escurrimientos propiciados por la descomposición de las cantidades de basura depositadas irresponsablemente por el municipio, sin control sanitario adecuado y cuyos lixiviados han dañado el suelo y sub suelo.

Un personaje que ha influido para que este proceso jurídico concluya satisfactoriamente es el actual encargado de la secretaria general del ayuntamiento de Ameca, Ricardo García Trinidad; quien a decir del afectado y su representante legal, se ha desempeñado en diferentes cargos durante las últimas tres administraciones, una priista, otra panista y la actual emecista, donde el presidente municipal Ing. Juan Valentín Serrano Jiménez, se ha desentendido de la responsabilidad y resoluciones jurídicas, empecinándose en continuar la pugna en total desacato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *