IRRESPONSABLEMENTE EL GOBERNADOR DE JALISCO CONTINÚA AUTORIZANDO EL COBRO DE 9.50 EN EL PASAJE A SUS RUTAS.

Spread the love

A través de su página oficial, el gobierno de Jalisco emitió la nota informativa con el titulo :

CINCO RUTAS MIGRAN AL MODELO EMPRESARIAL

Luego de cumplir con requisitos como conformarse en una sola empresa, unidades mejor equipadas con sistema de pago electrónico, conductores capacitados y, en general, con el compromiso de ofrecer un mejor servicio, más puntual y seguro, a partir de este fin de semana cinco rutas más del transporte público migrarán al modelo empresarial Mi Transporte.

Se trata de las rutas complementarias 37 vía 1, 123 vía 1, 13, 64 y la complementaria 3 de la troncal 19.

Entre los requisitos que cumplieron dichas rutas está el registro o actualización de los contratos de concesión o subrogación, derrotero actualizado y validado, plan operativo, propuesta técnica y económica, equipamiento de unidades, cromática y elementos de accesibilidad, contrato de recaudo y revisión de la Contraloría Ciudadana.

La C37-V1, antes identificada como la 614 Bosques de Tonalá, tiene su origen en la colonia Emiliano Zapata, en Tlaquepaque, y su destino a un costado del Hospicio Cabañas, en Guadalajara.

La C123-V1, anteriormente conocida como la 258, inicia su derrotero en Huentitán El Alto, en Guadalajara, y concluye en Santa Ana Tepetitlán, en Zapopan.

Por su parte, la C-13, identificada como la 45 Alamedas, tiene su origen en la Colonia Jalisco cuarta sección en Tonalá y su destino en el cruce de las calles Prisciliano Sánchez y 8 de Julio en el centro de Guadalajara.

A su vez, la C64 antes conocida como la 27, empieza su recorrido en la colonia Arroyo Seco, en Tonalá, y termina en Santa María del Pueblito, en Zapopan.

Por último, la T19-C03, en el pasado conocida como la 78-C y que es complementaria de la Troncal 19, sale desde la colonia Jardines del Valle, en Zapopan y llega hasta San Pedrito, en el municipio de Tlaquepaque.

Por lo anterior, estas cinco rutas del transporte público actualizarán la tarifa a 9.50 pesos, monto aprobado desde 2018 durante la pasada administración.

Para asegurar el correcto cumplimiento del modelo Mi Transporte, solicitamos a los usuarios que ante cualquier anomalía con la ruta, la reporten al teléfono 38 19 24 25 y en redes sociales Facebook: Secretaría de Transporte y Twitter: @TransporteJal.

Con lo anterior, queda en claro que ni idea tiene el ingeniero Enrique Alfaro de lo que realmente está sucediendo y que no ha leído y mucho menos escuchado el clamor popular, de los usuarios del transporte público, esas cinco rutas que el ejecutivo estatal pondera como «cumplidoras» son unidades en su mayoría, pintadas de color verde con el logotipo oficial, los cuales fueron condicionados a pagar en promedio 15 mil pesos por unidad, evitando con ello la renovación de la misma. Otra peculiaridad que debiera ser sancionada y no premiada por el gobierno alfarista es la falta de boletos, ya que estos equipos instalados en las alcancías, están programadas para que una grabación emita un «gracias» cuando considera que la tarifa es la correcta, es decir, sin importar si la cantidad excede el monto oficial, ya que no regresa cambio, cobrando 10 pesos y no 9.50.

En el caso de los transvales, tampoco se otorga el comprobante del pago, es decir, que al carecer de dicho comprobante, el usuario queda en total indefensión ante cualquier eventualidad o accidente por carecer de un seguro para el viajero.

Otra incongruencia en la percepción del ejecutivo es, la tardanza en la frecuencia de paso, ya que gracias a la falta de supervisión por la autoridad correspondiente, las «empresas» ahora así llamadas, siguen haciendo de las suyas, retirando las unidades lo máximo posible, a fin de que a toda hora vaya la gente de pie o hasta el tope del cupo.

Finalmente, los recorridos que supone debe otorgar seguridad a los usuarios de llegar a sus destinos eliminando riesgos, son totalmente riesgosos, resultado de la indicación que muchos operadores reciben de los propios patrones, de cortar la ruta en donde ellos lo consideran, advirtiendo a los usuarios que solamente llegarán hasta un punto previamente decidido por sus patrones.

Dejando a los usuarios a su suerte y cobrando la tarifa completa, obligando a que se vuelva una medida cotidiana y sistemática.

Así señor Alfaro, antes de asegurar su política de simulación en la mejoría de un transporte viciado, utilice las rutas que en la práctica «son un pésimo servicio, únicamente encarecido pero no mejorado» a decir de los usuarios.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *