LA CULTURA DE LA DONACIÓN DEL GOBIERNO MEXICANO VA CONTRACORRIENTE.

Spread the love

“El ejecutivo federal a través de imposiciones prohibitivas…Ni picha, ni cacha ni deja batear”…

Con el argumento de combatir los manejos discrecionales y favoritismos, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador; ha centrado su “política de austeridad” hacía las instituciones de la sociedad civil organizada, las ONG´s generan el 3.0% del Producto Interno Bruto (PIB) propiciando las condiciones para más de 2 millones de empleos directos e indirectos en el territorio nacional.

En rueda de prensa, el presidente del comité directivo estatal en Jalisco, Ramiro Hernández García señaló que, desde la llegada del actual gobierno morenista, se ha desprestigiado el trabajo tan noble que desarrollan las Organizaciones de la Sociedad Civil en favor de los grupos vulnerables del país, “las ataca ordenando a todo su gabinete no transferirles recursos presupuestales para evitar actos de corrupción, cuando estas organizaciones fueron creadas sin fines de lucro”, lamentó.

Según el registro federal de las organizaciones de la sociedad civil, en México existen más de 42 mil organismos, mismos que desempeñan una importante labor social en apoyo de aquellos connacionales marginados por las propias políticas gubernamentales, limitadas o rebasadas por la incapacidad de dar respuesta.

En Jalisco, existen mil 605 asociaciones civiles  y de estas 728 son consideradas donatarias; ejemplo de ello es CARITAS (apoyada por el sector empresarial), sin embargo, derivado de las nuevas condiciones plasmadas en la estrategia sistemática de la llamada miscelánea 2021, el mayor evento realizado tradicionalmente cada año, llamado el Banquete del Hambre, ya no se realizará, dado a la condicionante establecida. (Si se recaba más del 50% fuera del objetivo social, el gobierno federal podría desaparecer a las organizaciones civiles e incluso se contempla la posibilidad de adjudicarse las instalaciones y patrimonio particular).

Con la cancelación de la asignación de recursos federales a las organizaciones civiles, grupos vulnerables como enfermos con cáncer, adultos mayores en situación de abandono o indigencia, madres victimizadas por algún tipo de violencia, bebés, niños y niñas rescatadas de la desintegración familiar y muchos otros sectores que las propias instancias gubernamentales de los diferentes órdenes, se han visto superadas por los requerimientos indispensables para dar respuesta a la necesidad de cada grupo.

Ante este panorama adverso y condenatorio que vulnera aún más las precarias condiciones de millones de mexicanos, Hernández García presentó seis puntos como propuesta para que no se desproteja a las organizaciones civiles y continúen apoyando las actividades altruistas, descuidadas por el propio gobierno:

1.- Reformar la legislación de fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil. A fin de garantizar que los recursos con los que cuenten sean para atender las causas y a la población a la que apoyan.

2.- Crear fondos de Estímulos Económicos en Coinversión con los gobiernos, mediante la asignación de recursos públicos federales y estatales, destinándolos a las causas sociales.

3.- Aumentar del 5.0 al 20.0 por ciento, los gastos de administración permitidos por la legislación fiscal y con ello, las organizaciones ciudadanas destinen mayores recursos a la contratación de personal experto y capacitado que necesitan.

4.- Destinar el 30 por ciento de los espacios públicos publicitarios, así como los espacios oficiales en radio y televisión para la difusión de su noble y trascendental labor.

5.- Establecer oficinas de Atención y Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil; así como que se le exente el pago de impuestos, tales como los son: Predial, Agua y adquisición de muebles e inmuebles para su buen funcionamiento.

6.- Convenios y servicios notariales a bajo costo de trámites y protocolos para su conformación.

Y es que estas organizaciones brindan servicios sociales sin beneficio económico propio y con alta incidencia pública, abarcando sectores como: salud, educación, derechos humanos, medio ambiente, cultura, etc.

Coincidentemente, los gobiernos actuales, Morena en lo Federal y Movimiento Ciudadano en lo estatal; el primero manejando un discurso inmoral que solamente fue utilizado para hacerle creer a millones de mexicanos que, para ellos, la 4T consideraba expectativas populares que fomentara entre los más necesitados del país, una esperanza de México.

El segundo, abanderando en sus siglas del MC, un distanciamiento tangible entre los gobernantes y sus gobernados, nada más alejado del compromiso con los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *