LA FGEJ TIENE TODA LA RESPONSABILIDAD EN EL MANEJO DE LOS CONTENEDORES PORTA CADÁVERES REGRESADOS AL IJCF, LOCB.

Spread the love

Luis Octavio Cotero Bernal se declaró hoy ser un profesional dedicado a las tareas forenses, comprometido con el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, pero se quejó de los funcionarios del gobierno del Estado a quienes calificó de deshonestos, por lo que jamás volvería a trabajar con ellos.

Cotero Bernal fue cesado como director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) ayer por el gobernador del Estado Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, luego de publicitarse el uso de un tráiler refrigerado para la custodia de cadáveres no reclamados, de lo que dijo fue una decisión de la Fiscalía General del Estado la renta y uso de ese equipo ante la negativa de construir otras instalaciones para el Servicio Médico Forense.

En una rueda de prensa que ofreció en un hotel de la zona de la Minerva, declaró: «Una vez que se abarrotaron los refrigeradores del Instituto se requirió a la Fiscalía, de mi parte, y al secretario general de Gobierno, para que se construyera un espacio donde se pudieran inhumar esos cuerpos que ya eran demasiados, y que estaban causando un problema evidente para el mismo personal», dijo Cotero.

«Se decidió por la misma Fiscalía, en aquel entonces el Fiscal central Rafael Castellanos, ante la negativa de la construcción y de proporcionar más recursos para ello, el alquiler de un tráiler con
refrigeración; cosa que así lo hizo la Fiscalía, y ahí se mantuvo en las instalaciones del Instituto, en ese lugar se mantuvo por casi dos años ese tráiler», dijo.

Toda la responsabilidad de los vehículos de carga con los cadáveres es de la Fiscalía: Cotero Bernal

Dio a conocer que aproximadamente hace un mes, se tuvo que rentar otro tracto camión debido a la incapacidad de seguir almacenando cuerpos; y se pidió a la Fiscalía que el primer vehículo fuera sacado de los patios del Instituto, para dar cabida al segundo, por lo que el movimiento del mismo no fue responsabilidad suya.

Luego agregó «Si bien es cierto que se intentó la construcción de un cementerio forense, lo cierto es que está suspendido desde hace más de 15 días, así que no hay expectativas de fosas dónde depositar esos cuerpos; una situación muy lamentable y que, además, esa necesidad, esa
urgencia, no es nueva, es de hace más de tres años y nunca se atendió».

«Espero que ahora hayan designado un mago para que resuelva estos problemas, y le doten de los recursos suficientes que son urgentísimos, porque el Instituto padece una deficiencia económica verdadera», por lo que reconoció la entrega y vocación de los peritos que trabajan en el instituto con salarios raquíticos, por lo que urgió al gobierno del Estado a dotar de mejores ingresos a los profesionales que ahí laboran, de los que dijo están debidamente certificados por organismos
internacionales.

Dijo que en este momento ya hay dos tráileres en los patios del Instituto, en una zona donde se utilizaba para las pruebas de identificación de vehículos y aseguró que jamás se le informó del
movimiento del tráiler que fue sacado una noche y sólo le informó el guardia de seguridad que fueron dos patrullas y personal de la fiscalía, junto con el chofer del tracto camión, los que se lo llevaron.

Refirió que los dos tracto camiones contienen unos 250 cadáveres, además de los 144 que están en refrigeradores del IJCF, lo que determina el sobrecupo en que se encuentra el Servicio Médico Forense, lo que urge a llevar a cabo una construcción adecuada, que incluso ya hay recursos
dotados por el gobierno federal, pero que no han llegado al IJCF.

Refirió que acudió a los medios de comunicación para reivindicar al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y a sus peritos y refrendar su inocencia en lo que se refiere al mal manejo de los cadáveres en los tráileres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *