MÉXICO DEBIERA CELEBRAR SU INDEPENDENCIA EL 13 DE JUNIO

Spread the love

A 200 años de la consumación de la guerra de independencia, los mexicanos influenciados por tradiciones y políticas de época, se han convencido de que, cada 16 de septiembre deben festejar la abolición de la esclavitud y la liberación del dominio español.

En torno a esta fecha histórica de inicio del movimiento independentista, impuesta por el entonces gobierno de Porfirio Díaz, avalado posteriormente por los gobiernos en turno, omitieron la importancia de los acontecimientos históricos que dieron como resultado la independencia y libertad del pueblo mexicano.

Uno de los capítulos más importantes de este hecho histórico aconteció en San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, la mañana del 13 de junio de 1821, en la finca (hoy marcada con el número 208 de la calle Independencia); fue en este lugar donde se firmó el acta de la consumación de la guerra de independencia por el general español, Pedro Celestino Negrete, acto protocolario con lo que se reconoció a México como una naciente nación libre y soberana.

Así fue narrado este acontecimiento, al develarse la placa conmemorativa en el inmueble que fue testigo mudo de la importante fecha. El historiador José María Muría Rouret, la Antropóloga Alicia García Vázquez, directora del Centro INAH en Jalisco, las investigadoras Angélica Peregrina Vázquez del Colegio de Jalisco y Adriana Ruiz Razura de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, coincidieron al señalar que existen pasajes históricos relevantes y polémicos que contrastan con los que aparecen en libros de texto oficiales, pero que son de gran importancia. Lo anterior fue señalado durante el coloquio realizado en este lugar.

Entrevistado el Profesor Historiador Muria Rouret, puntualizó que resulta lamentable que pese a que esta fecha es relevante e igualmente importante que el 16 de septiembre, cuando incluso de realizan actos cívicos masivos (como el desfile), los gobernantes, quienes debieran fomentar estos hechos históricos, prefieren no hacer acto de presencia. Al menos fue lo que demostró el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien había confirmado su participación e incluso su equipo de protocolo (cambió) lo establecido originalmente, dejó con un plantón a los organizadores. “En otros lugares como la CDMX las autoridades habrían estado conmemorando orgullosamente este acontecimiento, de seguro”, lamentó el historiador.

Con diversas crónicas históricas, narradas por los ponentes, se describieron antecedentes, lugares, fechas, personajes casi olvidados y que contribuyeron a la causa que iniciaron un movimiento independentista, singular, diferente a otros, que dieron origen a un Federalismo genuino, ajeno a los que se pueden encontrar en otros países.

En el evento, estuvieron presentes el Prof. Diego Prieto Hernández, Director del Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH, el General de Infantería y diplomado del Estado Mayor Presidencial Rafael Arriola Barrera, la presidente municipal interina de San Pedro Tlaquepaque, Betsabé Dolores Almaguer Esparza.

La finca, hoy reconocida como histórica y que a partir de esta fecha tiene la placa oficial avalada por el INAH, con la que le acredita el acontecimiento, fue utilizada durante años como un café- restaurante de reconocida franquicia nacional y rescatada por los empresarios, José Luis Lepe Gómez Campos, Luis Enrique Ruiz Nava y David Luna Valencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *