NADIE PUEDE SER OBLIGADO A HACER LO QUE NO QUIERA.

Spread the love

Las polémicas decisiones gubernamentales en torno a los productos de origen diferente al alopático para el manejo de algunas enfermedades ha generado polarización entre diversos sectores de la sociedad civil a nivel nacional.

En entidades federativas como Campeche y Coahuila, gobiernos municipales han tomado la iniciativa de proporcionar la sustancia química a personas de escasos recursos.

El medio día de este domingo en la capital del Estado, un grupo de defensores del dióxido de cloro se manifestaron públicamente para hacer conciencia entre los transeúntes del centro histórico de Guadalajara que se daban cita frente a palacio de gobierno.

Miguel Ángel Mendoza hizo un llamado a los tapatíos en torno a la importancia de aprobar el uso de esta sustancia química que ha sido satanizada sin que hasta ahora las autoridades den oportunidad de comprobar si realmente tiene propiedades curativas, o si representa un beneficio en el manejo de enfermedades terminales como el Cáncer.

Aunque los testimoniales aseguran que han sido miles los casos en donde las personas diagnosticadas con enfermedades graves, incluso afectadas por el covid-19, han utilizado esta sustancia por intervalos de algunos días logrando su completa recuperación, las dependencias gubernamentales de la salud se mantienen ajenas a dichos resultados.

Otro de los aspectos trascendentales y que son referenciales, radican en la aprobación gradual de algunos gobiernos municipales de Campeche y Coahuila, quienes recientemente han respaldado el uso del dióxido de cloro, repartiéndolo entre la población local.

Miguel Ángel Mendoza encabeza esta campaña de concientización popular a favor del dióxido de Cloro, asegurando que la lista de resultados en el combate de padecimientos es amplia.

De acuerdo a protocolos de Helsinki nadie puede ser obligado a tomar decisiones en contra de su salud y esto incluye la imposición de aplicar la vacuna, según anunció el gobierno mexicano, convencido de que en breve, algunos estados de la república, llevaran a cabo una campaña oficial (piloto) encabezada por la Cofepris de la Secretaría de Salud.

Existen referencias periodísticas fechadas en diversos países, la más reciente en Mallorca, España, donde el testimonio de un médico asegura que el dióxido de cloro funciona y es seguro en el manejo y tratamiento de diferentes padecimientos.

Se trata, a decir de los manifestantes, de una opción accesible y directa para la gente de escasos recursos; ya que un tratamiento con esta sustancia activa, en los padecimientos de una familia de baja capacidad económica, pudiera garantizar la prevención de enfermedades y la tranquilidad en torno a la mutación del microorganismo viral conocido como coronavirus; dijeron.

Entre los testimoniales se encontraban personas con nivel académico, algunos con profesión en el área de la salud, tales como enfermeras y médicos, unos más empleados gubernamentales que bajo el temor de que sus testimonios pudieran ser escuchados por sus superiores (al ser esto transmitido a través de las redes sociales en vivo), fuera causa de una repercusión o sanción en sus correspondientes empleos.

Cabe señalar que este domingo se llevó a cabo la quinta manifestación a favor del Dióxido de Cloro en las principales ciudades del país, Guadalajara, Jalisco es una más en donde se han llevado a cabo manifestaciones, de frontera a frontera, al igual que en Tijuana, Quintana Roo y CDMX, donde cada día se suman más personas convencidas de la sustancia química que alcalinidad el organismo, favoreciendo la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *