OTRA DE LAS MUCHAS COSAS QUE LA AUTORIDAD «DICE» DESCONOCER DE LA RUTA-EMPRESA.

Spread the love

Mucho se ha ventilado en los medios de comunicación en torno a este tema, la movilidad y reestructuración necesaria para las ciudades como Guadalajara, y otras de mediano crecimiento poblacional; el argumento oficial ha sido el querer emigrar al servicio que merecen los usuarios, en tanto que los arraigados vicios practicados por los involucrados, principalmente los transportistas o patrones, conductores u operadores y ahora los funcionarios que al mismo tiempo se han convertido en una especie de «accionistas».

Sin embargo, como lo dice el dicho «perro que traga huevos…» Y es qué, entre la larga (larguísima) lista de implementaciones condicionantes para mejorar en todos los aspectos el transporte público se contemplaba desde el aseo personal de los operadores y uniformarse, evitar el manejo de efectivo para que no se distrajeran de su actividad, convertirse en una especie de humanoide autómata que no habla con los pasajeros; entre muchas más, pero es de llamar de atención que recientemente durante su comparecencia ante los diputados del Congreso del Estado, Diego Monraz Villaseñor titular de la secretaría de Transporte estatal, externó los logros alcanzados en los 11 meses de actividades, (evidenciando que él señor no es un usuario) las maravillas que él considera excelentes, dejaron más dudas entre quienes si requieren transportarse todos los días abordo de las unidades de la «novedosa «ruta-Empresa» (la peor en décadas).

Y otro «botón del rosal» es lo que hacen sistemáticamente los operadores de algunas rutas «troncales» quienes cobran 10 pesos por persona pues las alcancías no reciben las monedas de 50 centavos y eso obliga a que los operadores la recojan (sin dar boleto), pero ante tantas quejas de los usuarios, ahora quien exija un comprobante por haber depositado en la alcancía y las monedas rechazadas entregadas al operador, recibe un boleto, como el anterior impreso en papel de china, y es aquí donde preguntamos a las autoridades…¿Así lo pensaron?, ¿Es parte de esta costosa simulación?

El encarecimiento de los productos y servicios van, en otros lugares, directamente proporcional a la calidad; a diferencia de aquí, donde se gasta más y se recibe menos, donde la voracidad de los funcionarios en contubernio con algunos pseudo transportistas, «cilindrearon» a personas manipulables, deseosas de romper con aquellos paradigmas generados por un «pulpo camionero» que no les dejaba crecer, pero nunca contemplaron que ese peligroso ente, hoy es más peligroso pues además de tratarse del mismo monstruo, pero más controlador, amagador, represor, insensible y con poder oficial, vaya cambio!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *