PERCEPCIÓN SOCIAL.

Spread the love

En medio de la especulación, el desconcierto, la indefensión y sensación de inseguridad que actualmente padecemos los habitantes en este país; existen diferentes interpretaciones de lo que cotidianamente indigna a la sociedad en general.

Elemento de la policía municipal de Guadalajara dominante en la zona. Fotos: TEN.

Sucedió este martes en la colonia Santa Cecilia de Guadalajara, luego que se corriera la noticia de que unas  personas en “situación de calle” fueran privados de la vida, los propios vecinos que reportaron el lamentable suceso a las autoridades, permanecieron vigilantes ante la curiosidad de propios y extraños – respetuosos del dolor ajeno- algo que caracteriza a las comunidades donde cotidianamente se observan, la gente del barrio que sabe quien es del barrio.

Al hacerse presentes las autoridades en el lugar, de inmediato se procedió aplicar el protocolo, es decir, acordonar el área para realizar sus maniobras, lo que sucedió de manera normal.

Fue hasta el momento en que un elemento de la policía municipal de Guadalajara hizo de un protagonismo prepotente, al querer prohibir a los vecinos que tomaran imágenes desde atrás de la cinta que acordonaba de acera a acera la avenida, es decir a 20 0 25 metros de donde se encontraban los forenses y elementos de la fiscalía; sin embargo, este elemento municipal en mención, se dirigió hacia las personas con esa actitud dominante, arrogante e insensible para, incluso, amenazante advirtiendo que les quitaría sus celulares.

En particular cito este caso porque sucedió con un pequeño grupo de personas que se detuvieron para ver lo que había sucedido, una mujer adulta mayor, tomo con su celular imágenes y fue cuando la abordó el policía y le expresó “bueno ustedes no entienden, No pueden tomar imágenes, no interfiera con nuestro trabajo señora”, a lo que la referida le respondió…”oficial en ningún momento he interferido en lo que están haciendo, no es intención nuestra interferir con su trabajo; pero esto que hace es un abuso, su trabajo es prevenir, patrullar, garantizar la seguridad de todos los que vivimos en esta ciudad, para que no suceda lo que estamos viendo, el que nos quiera prohibir mirar, comentar, evitar el libre transito de las personas y mucho menos levantar cuerpos, forma parte de eso que usted llama NUESTRO TRABAJO, y en verdad es lo que queremos que ustedes hagan su trabajo, nada más”.

Así las cosas, palabras del pueblo, el pueblo habló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *