PLANEADO O IMPULSIVO, EL SUICIDIO EN ZMG ES UN GRAVE PROBLEMA DE SALUD MENTAL.

Spread the love

En la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) se han registrado 270 suicidios de enero hasta agosto del presente año. 52 por ciento corresponde a jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, afirmó el Jefe del Departamento de Psicología Básica, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), maestro Francisco Gutiérrez Rodríguez.

El investigador universitario dio los pormenores sobre la situación del suicidio en Jalisco y en la ZMG con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora este 10 de septiembre.

La proporción de hombres y mujeres respecto a suicidios consumados es de cuatro por uno. Sin embargo, en intentos la proporción se invierte, pues es de un varón por cada cinco mujeres.

Esto se debe a la letalidad de los métodos usados: los hombres suelen utilizar el disparo por arma de fuego y asfixia por ahorcamiento; en cambio, las mujeres, herida por arma blanca y consumo de tóxicos, que dan mayor margen a que puedan ser salvadas.

Hay casos aislados que optan por utilizar métodos combinados. Es decir, toman pastillas o medicamentos y también optan por el ahorcamiento. 75 por ciento de los casos son suicidios planeados y sólo 25 por ciento, suicidios impulsivos.

En Jalisco fueron registrados, el año pasado, 550 suicidios, con un promedio de 18 al mes. Aunque, en temporadas como las de diciembre, enero, mayo y octubre se registran hasta más de 30 casos, esto porque coinciden con fechas conmemorativas, donde los procesos de duelo se recrudecen o hay mayor consumo de alcohol, y épocas de escasez económica.

Desde 1997 el suicidio en niños es una realidad en Jalisco. El primer caso documentado data de ese año: se trató de un niño de 8 años, que consumó su muerte por problemas familiares; el año pasado, sin embargo, hubo 40 menores de edad, de los cuales, 12 no habían cumplido los 12 años.

Entre los factores de riesgo figuran, en niños, maltrato físico y psicológico, abuso sexual y acoso escolar; abandono, falta de cariño, divorcio de los padres; en adolescentes, decepciones amorosas, problemas con la familia y escolares; en los adultos, problemas económicos, de pareja, con el cuidado de los hijos o la ruina económica; y en los adultos mayores, la aparición de una enfermedad discapacitante y dolorosa, la muerte del cónyuge y el abandono familiar.

Síntomas

Algunas señales que podrían delatar una posible idea de suicido son el aislamiento, el expresar que quieren dormir y no despertar, que no tiene sentido la vida, deja de visitar a su novia, o ir a la escuela; tiene insomnio, pesadillas, y sueños con contenido de muerte.

Es importante que ante la sospecha de que puede desencadenarse una conducta suicida a la persona se le proporcionen los primeros auxilios psicológicos: hay que conservar la calma al momento de platicar con el posible suicida, centrarse en lo que le ocurre, de manera que exponga las razones por las que está pensando morir, expresarle los motivos por las cuales debe vivir y acudir a atención psicológica profesional.

Si la familia vive una situación de crisis, puede recurrir al Servicio de Intervención en Crisis, dependiente de la Secretaría de Salud de Jalisco, en los números telefónicos 075 y 3833-3838.

La Universidad de Guadalajara (UdeG) ofrece servicios tanto a personas que han sufrido la pérdida de un familiar por suicidio, o para prevenir el mismo, en diferentes clínicas y dependencias como la Clínica del Duelo por Suicidio Dr. Roque Quintanilla Montoya (teléfono 1058–5288); el Centro de Evaluación e Investigación Psicológica (teléfono 1058–5200, extensión 33830) y la Clínica de Atención Psicológica Integral para el Bienestar (CAPIB) (teléfono 1058–5200, extensión 33920).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *