PSIQUIATRÍA ES LA RAMA DE LA MEDICINA MÁS OLVIDADA, ASEGURA ESPECIALISTA DEL SALME.

Spread the love

El panorama de la salud mental en México siempre ha sido muy sombrío, debido a múltiples factores culturales, lo que se agrava por la severa escasez de recursos económicos para la construcción, equipamiento y compra de medicamentos para los pacientes, aunque estudios oficiales fijan los casos de depresión severa en más del cuatro por ciento de la población mexicana, reveló el psiquiatra Eric Foulkes González.

Advirtió, sin embargo, que México está en un momento histórico para cambiar el panorama, al promover en la sociedad un mayor entendimiento de las causas y consecuencias de las enfermedades mentales, que son como cualquier otro trastorno, para suprimir el estigma de que acudir a tratamiento con psiquiatras y psicólogos, equivale a padecer casos de locura.

Al participar como orador huésped en una sesión del Comité de Integración, del Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas [IMEF], que preside Cristina Goycoolea, Foulkes González dijo que la Secretaría de Salud debe destinar el dos por ciento de su presupuesto a la atención de enfermedades mentales, pero no se cumple. Jalisco, el segundo Estado que más recursos asigna a este sector, apenas se acerca al uno por ciento.

Señaló luego que la depresión y la ansiedad son los dos trastornos más comunes entre los mexicanos, cuya gravedad puede incluso orillar a quienes los sufren al suicidio. A nivel mundial, cada año se consuman ochocientos mil suicidios: en los hombres la acción es más letal por los medios utilizados, mientras que en el caso de las mujeres los casos son menos fatales.

Durante la sesión, que coordinó David Henry Foulkes Woog, presidente del Grupo Guadalajara del IMEF, Foulkes González, especialista del Instituto Jalisciense de Salud Mental [SALME], lamentó que la negación de la enfermedad y los estigmas sociales, dificulten y retrasen hasta en más de 14 años la identificación y el inicio del tratamiento de los síntomas. Afirmó que México es uno de los países con más atraso en el diagnóstico, mientras que apenas un veinte por ciento de las personas con una enfermedad afectiva como la depresión y la ansiedad, busca ayuda profesional.

Por otra parte, aceptó que la psiquiatría es una profesión médica que está muy devaluada, muy marginada: hay Estados en donde no hay un hospital psiquiátrico y los profesionales cada día chocan con adversidades como la falta de presupuesto para ampliar los hospitales y comprar equipos y medicamentos, que son muy costosos, para los pacientes hospitalizados.

Las consecuencias para un paciente con una depresión severa, son devastadoras: empieza por descuidarse a sí mismo, a su pareja, a su familia, a su trabajo, y son pacientes que terminan aislándose por completo. Son pacientes que enfrentan la ruptura de una relación sentimental o la pérdida de un empleo y la consecuencia fatal es el riesgo del suicidio. Los pacientes con una ansiedad incapacitante, también corren este riesgo.

Foulkes González explicó que debido a la magnitud del problema, la Organización Mundial de la Salud [OMS] impulsará una serie de estrategias especiales en el año 2020, para dar una mayor atención a la salud mental, incluyendo la creación de consultorios psiquiátricos en los hospitales generales y los centros de atención médica primaria a la población. Dijo que aunque es la rama más olvidada de la Medicina, a la Psiquiatría se le auguran tiempos mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *