RENOVAR LA ECONOMÍA MEXICANA O MORIR ANTE LA CRISIS DEL COVID-19, IMEF.

Spread the love

Frente al impacto económico de la emergencia sanitaria por el COVID-19, se evidenció que “los empresarios mexicanos sabemos crecer, pero no decrecer”, expresó el consultor financiero Alberto Goyeneche Sillas. Ante la reactivación de la economía regional y nacional, dijo que es necesario prepararse para “vivir una nueva
normalidad”.
Ante el proceso de reconstrucción de la economía, luego de la fase crítica causada por la pandemia del coronavirus, advirtió la necesidad que tienen las empresas de reorientar los negocios, revalorar las inversiones y reestructurar los compromisos financieros. Señaló que uno de los objetivos prioritarios de los directores financieros, es buscar la supervivencia de las compañías en medio de las crisis que seguirán sucediendo.
Goyeneche Sillas, vicepresidente del Foro Empresarial 2020 del IMEF, sustentó una conferencia a distancia sobre “Estrategias de Administración de Riesgos en Épocas de Coronavirus”, y resaltó que hay que esperar diferentes tasas de recuperación económica, conforme a las características de los distintos sectores económicos. Dijo que hay que prepararse para “una recuperación más rápida de lo que se cree”, sobre todo en el segmento de bienes raíces.
La sesión y el diálogo con financieros y empresarios vía internet, fue organizada por el Comité Técnico de Finanzas Corporativas, del Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), que preside Raúl Carreón Argudín. Sobre todo, se recomendó “buscar y aprovechar las oportunidades de negocio en medio de
la adversidad”, así como detectar los nuevos hábitos de consumo que se están formando en el mercado, como el incremento en las ventas on line.
Durante su intervención, Goyeneche Sillas examinó en detalle las estrategias implementadas en China, país en donde surgió el COVID-19 el año pasado, y afirmó que “no hay respuestas simples” debido a lo impredecible de la pandemia, el poco conocimiento que aún se tiene sobre la enfermedad y a la rápida tasa de contagios.
Entre algunas de las lecciones que México puede aprovechar de las empresas chinas, están: mirar hacia adelante y replantear los esfuerzos, al observar la dinámica en la evolución de la pandemia y el consumo de productos incluyendo las compras de pánico; reasignar con flexibilidad las funciones laborales; aprovechar más las redes
sociales y crear plataformas útiles; cambiar los canales de venta y poner a todos a vender por internet; realizar pruebas de estrés –llevar al extremo las variables más relevantes del modelo de negocio–, y ser innovadores.
La administración de riesgos, explicó el consultor financiero, requiere planeación estratégica y definición de objetivos y determinación de escenarios y variables sensibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *