SINDICATOS FERROCARRILEROS CASI COLISIONAN EN GUADALAJARA

Spread the love

Bastaron unas líneas escritas, convocando a los medios informativos a participar en una rueda de prensa en la capital jalisciense, para evidenciar lo que una agrupación, Frente de Ferrocarrileros de Reconstrucción Sindical denominada FERRO, advertía en torno al control monopólico que ejerce el dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana, Víctor Flores Morales, misma práctica de hostigamiento laboral en contra del gremio desde casi tres décadas.

Así lo manifestó el documento firmado por el representante de FERRO, Lic. Eduardo Canales Aguiar; en dicho documento se extendía la invitación para dar a conocer las anomalías que prevalecen en repercusión de los trabajadores ferroviarios y la represión arbitraria de Flores Morales,

Sin embargo, más se tardó en ubicar la sede del evento (conocido hotel en la esquina de Av. Corona y López Cotilla, Centro Histórico) que en aparecer otro documento citando a los medios informativos al mismo lugar, a la misma hora y el mismo miércoles 16 de junio de este año, firmado por la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana y señalando que coincidirían en el mismo lugar que los de FERRO para desmentir dichos señalamientos; argumentando que Canales Aguiar es un traidor que ha implementado una campaña de desprestigio en contra del líder nacional, Don Víctor Flores Morales (según dice el documento), firmado por los representantes de las secciones 10, Carlos Enrique Hernández Banda y de la 33, Hugo Sánchez González.

Extraoficialmente trascendió, que para lograr acallar a FERRO, los sindicalistas incondicionales de Flores Morales, recibieron total respaldo a fin de «acarrear» gente de choque procedentes de la CDMX, Aguascalientes e Irapuato, más de 300 personas se hicieron presentes en el lugar citado para «reventar» la reunión de FERRO, quienes oportunamente notificaron la cancelación a los medios informativos, a fin de evitar lo que consideran su modus operandi de confrontamiento.

Resulta curioso que una simple rueda de prensa, haya inquietado al primer señalado, al grado de movilizarse para evitar el contacto mediático e imponer represión directa en contra de sus detractores; haciendo uso de prácticas autoritarias, alejadas de toda civilidad y consenso.

La mañana de este miércoles 16 de junio, más de 300 personas, irrumpieron en las instalaciones del Hotel Fénix, se convirtieron en escaparate de consignas en contra del representante de FERRO, lo que lejos de pretender informar a los medios de comunicación de manera objetiva se convirtió en un mitin sindical, lleno de comentarios descalificativos, al más puro estilo de «chismes» de vecindad.

Así pues, Guadalajara fue testigo de un capítulo en la historia moderna de un gremio ferroviario que se creía casi extinto en esta región occidental del país, sin embargo, ante esta reacción autoritaria, es de cuestionarse, quien es el más nocivo para este gremio, Flores Morales o Canales Aguiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *