TRANSPORTISTAS INDEFENSOS FRENTE AL ROBO DE UNIDADES Y LA CORRUPCIÓN PROPICIADA POR LA SCT.

Spread the love

La delegación en Jalisco de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos A.C. denunció en rueda de prensa, que este sector se encuentra en riesgo del colapso, afectando a los sistemas de transporte terrestre, aéreo y ferroviario del país.

Situación que ha sido propiciada por la incapacidad de las autoridades en la materia; y es que los niveles de inseguridad que se vive en el territorio nacional han repercutido de manera sin precedentes, desalentando la actividad operativa en el servicio público federal, generando un déficit de “traileros”, incrementándose los robos de las unidades hasta más de 100 tracto camiones con todo y carga, diariamente, lo que ha generado entre las aseguradoras que los montos en los costos de los diferentes tipos de seguro se hayan incrementado hasta en un 1000% (mil por ciento) y complicando el tiempo de entrega de las cargas.

Aunado a esto, en México, por falta de expedición de licencias federales, para las que son necesariamente obligados los certificados de aptitud psico-física que emitían en número promedio de 305 los centros autorizados a terceros, de los cuáles la Secretaría de Comunicaciones y Transportes cerró 204.

Así lo denunció el delegado de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, A.C. (CONATRAM) en Jalisco, Diego Bolio, que confirmó que los últimos centros cerraron en el mes de agosto, se dedicaban a emitir certificados médicos y eran necesarios para la obtención o revalidación de licencias federales, mismos que eran emitidos previa “aprobación” de los prospectos previo “arreglo económico” que les garantizaba un lugar para realizar el trámite.

El cierre de los 204 centros autorizados a terceros, para la expedición de certificados de aptitud psicológica y física, que son requisito para obtener una licencia federal, pone en jaque a todos los sistemas de transporte terrestre, aéreo y marítimo; es decir, afecta no solo a operadores de transportes de carga, sino también a los que transportan pasaje, turismo, pilotos de aviones, azafatas, capitanes de barcos, maquinistas de ferrocarril y todos los operadores de vehículos que requieren de dicho documento federal, denunció Diego Javier Bolio Corona, Delegado de Carga,  y agregó:

“Se cerraron los últimos centros de expedición de certificados médicos, necesarios para la obtención o revalidación de licencias federales, con lo que se dejaron de expedir, son en Jalisco 350 certificados diarios, lo que representa que gran parte de los operadores no cuenten con su licencia, por lo que en caso de tener un accidente, los seguros no responderían, ya que es un requisito legal contar con este documento vigente, poniendo el riesgo el patrimonio de los transportistas y el de los ciudadanos que resulten afectados en caso de accidentes”.

Los representantes de la CONATRAM señalaron que es en la propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes donde algunos de estos trámites se han complicado, propiciando mayor corrupción que la que anteriormente se venía dando en la dependencia, generando simulaciones y cobros “extraordinarios” para emitir cualquiera los certificados

Advirtieron que debido al amplio espectro de afectación, complica la operatividad y desencadena un escenario más propicio para que otras dependencias federales, estatales y municipales se aprovechen de los operadores de autotransporte, “la situación puede provocar una crisis generalizada, pues existe un riesgo real de colapso de los sistemas de transporte de aéreo, marítimo, ferroviario y terrestre, de todo el país, incluyendo esto a muchos operadores que trabajan en los Estados Unidos, pues las licencias que expide la SCT tienen validez internacional”.

Se han agotado las citas en varias ocasiones, los centros autorizados permanecen cerrados y la crisis se suma al déficit ya existente, de la falta de 60 mil operadores para la industria del transporte, a la fecha hay más de mil 200 choferes de carga que no tienen su licencia vigente.

Finalmente, se refirió a las políticas del gobierno estatal que pretenden prohibir el acceso de las unidades de carga a la capital jalisciense, “No existen lugares seguros para quedarse, antes lo hacían en el periférico porque los propios operadores consideraban que había más vigilancia, sin embargo, después las propias autoridades estatales y municipales eran los que extorsionaban o amenazaban a los conductores; ahora pretenden que se queden más lejos en el macro libramiento, donde no hay nada de seguridad, no hay luminarias y mucho menos vigilancia de ningún tipo, dejando a los operadores en total estado de indefensión ante la delincuencia y los malos elementos policiacos” concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *