URGENTE QUE DERECHOS HUMANOS INTERVENGA EN CONFLICTO TONALTECA.

Spread the love

Ante la indolencia de las autoridades federales al derecho de petición contemplado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; misma que ha sido ignorada a los vecinos del municipio de Tonalá en el Estado de Jalisco.

Por todo lo anterior, el legislador federal por esta entidad, Juan Carlos Villarreal Salazar exhortó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que dentro de sus atribuciones, actúe en favor de la sociedad tonalteca y se les brinde solución a la problemática que les aqueja desde hace diez años y que tanto han dañado el patrimonio económico de miles de familias.

El legislador Federal, Villarreal Salazar, interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por considerar se han violado diversos derechos de los ciudadanos de dicha localidad entre ellos: el derecho al desarrollo, la propiedad, vivienda, así como el derecho de petición y de libre tránsito y residencia.

Importante es destacar que, desde hace más de un año se han llevado a cabo diversas manifestaciones por parte de los habitantes de diversas colonias del municipio alfarero, quienes se ven afectados por tener que pagar para entrar y salir de sus hogares, además de tener que erogar un excedente en algunos servicios a causa del pago de las casetas.

En el documento entregado a la CNDH se relata que son 8 las casetas que afectan directamente a 78 mil personas quienes tienen que pagar por acceder o salir de sus viviendas, lo que afecta también al desarrollo de dichas zonas, violando con ello el derecho al libre desarrollo y circulación.

Villarreal Salazar recordó que en la solicitud que realizaron a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el organismo se limitó a responder que lo único que podían hacer es entregar una tarjeta por residente, sin embargo limita a 3 salidas por día, lo cual no es la solución que se desea, que es el retiro definitivo de las casetas.

Asimismo dan a conocer los actos de agresión de la concesionaria hacía los habitantes de las colonias, tales como colocar alambres de púas o resortes en la pluma para afectar los vehículos de quienes la retiren para ejercer el derecho al libre tránsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *