JALISCO DEJA DE SER LÍDER EN EMPLEO GRACIAS A LA 4T.

Spread the love

Por: Salvador Mateo, vocero del Movimiento Antorchista en Jalisco

En diversos periodos de pasadas administraciones federales, Jalisco llegó a tener la corona nacional en generación de empleo, según cifras dadas a conocer en diversos medios de comunicación  por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Desde 2013, los números habían mostrado una tendencia a la alza en el Estado, que llegó a su punto más alto en 2017 con 93 mil 631 nuevos empleos, colocando a la entidad como líder nacional, por arriba del Estado de México o la capital del país.

Cabe señalar que en su momento fueron cuestionados por analistas serios, expertos en la materia acerca de la calidad de dichos empleos generados ya que, se trataban de puestos de trabajo mal pagados que iban de 2 a 3 salarios mínimos y muy pocos trabajadores llegaban a ganar los 4,  con los cuales los jaliscienses no alcanzaban a adquirir la canasta básica pues, se necesitaban y se siguen necesitando mínimamente 6 salarios mínimos tan sólo para la adquisición de los productos básicos para la alimentación de las familias, sin contar los servicios de transporte, vivienda, salud, educación, entre otros.

Sin embargo en este año, en pleno auge del Gobierno de la 4T, la tendencia cambió totalmente del menos peor a peor. Tras la pérdida de más de 6 mil empleos entre abril y julio, la entidad se ubicó en el cuarto lugar en el país, en el que se llegaron a sumar apenas 31 mil 119 plazas en los primeros siete meses del 2019. Es la cantidad más baja desde 2012, en el que no se alcanzaron ni los 26 mil puestos de trabajo. Jalisco sufre, nada más y nada menos, el pésimo periodo de empleo en 7 años.

La clase patronal, es claro al señalar que la responsabilidad del lamentable panorama laboral, que prevalece en Jalisco y el país, recae en las acciones del Gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, es una consecuencia de las malas decisiones que está tomando como la cancelación del aeropuerto de Texcoco o el tema de PEMEX,  que no generan confianza, no generan certidumbre. Y sin confianza ni certidumbre no hay inversión, no hay crecimiento económico ni generación de empleos, sostienen los líderes empresariales.

Los mexicanos hemos sido informados, a través de los diferentes medios de comunicación, que el hombre más rico de México y el mundo, Carlos Slim Helú, en una de las conferencias mañaneras del presidente de la Republica, el magnate aseguró que se necesita una inversión masiva para reactivar la economía y que gracias a los importantes acuerdos que se acaban de tomar con el Gobierno lopezobradorista, ya van a empezar a fluir las inversiones pero, el crecimiento económico no se va a dar en este año, sino, hasta el próximo y será probablemente de un 0.2 a 0.8 por ciento.

En mi modesta opinión, la afirmación de Carlos Slim parece más un consuelo que una solución para sacar del debacle la economía de México que sigue en el 0.0 por ciento al que AMLO no le interesa pues, según su muy peculiar concepción de la situación del país que pregona en su permanente proselitismo que el Gobierno morenista no busca el crecimiento, sino el desarrollo, dice López Obrador que el fin último del Gobierno de la 4T  es repartir la ¨riqueza¨ (entregando tarjetitas con un poco de dinero a unas cuantas personas). Además el presidente de la 4T mañosamente, en su primer informe,  no habló de la cancelación del ramo 23 del Presupuesto de Egresos de la Federación ocasionando la nula inversión pública,  que también es una vía para la creación de empleos y la reactivación de la economía.

La caída en el empleo de Jalisco y de todos los estados de la República Mexicana, que se ha resentido principalmente en los sectores de la agricultura y la ganadería, en donde Jalisco es clave en el ámbito nacional, la afectación abarca al sector de la construcción donde hay un evidente decrecimiento, principalmente ante la parálisis de la inversión pública federal, todo esto está trayendo como consecuencia una mayor precariedad laboral. Según el INEGI, en el segundo semestre de este año, la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación (TCCO), en los que se encuentran contemplados los empleados que trabajan menos de 35 horas a la semana por factores externos  a su propia  voluntad o que trabajan más de esta cantidad de horas, pero perciben ingresos de menos del salario mínimo, es de 7.5% en la entidad. Mientras que en 2014 este porcentaje era del 5.8%.

Los resultados del régimen de la 4T son palpables, no sólo en materia laboral, sino en salud, educación, obras sociales, cultura, deporte,  investigación científica, entre otros con los cuales, ya no hace falta hablar de ellos a futuro. De esta manera los mexicanos ya podemos ver  claramente que la solución  a los graves problemas que afectan a las  grandes mayorías empobrecidas a causa de la injusta distribución de la riqueza,  no está en que votemos por un personaje para presidente que prometa resolver todo, sin decirnos claramente cómo lo va a hacer, con base en un análisis serio, científico y no con ocurrencias, aunque pregone que ¨Por el bien de todos primero los pobres¨ a quienes,  por cierto ya les mandó el mensaje “Si quieren medicinas, cómprenselas.”

Ha llegado el momento de actuar: el pueblo mexicano debe tomar conciencia de la realidad, el futuro está en sus manos. Los trabajadores agrícolas e industriales tienen que sumarse a la tarea que se ha echado a cuestas el Movimiento Antorchista Nacional, desde hace 45 años, de educar y organizar a los trabajadores agrícolas e industriales para luchar por demandas inmediatas pero, sobre todo por las históricas,  es decir, por una distribución más justa y equitativa de la renta nacional. Un mundo mejor es posible, en donde todos los mexicanos que puedan y deseen trabajar tengan empleos de calidad, salarios dignos, una reforma fiscal progresiva para que paguen más impuestos los que más ganan y sea reorientado el gasto social hacia los sectores más marginados y olvidados. Antorcha es la alternativa de los pobres de México.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *