LÓPEZ Y ALFARO.

Spread the love

La semana pasada y sin alharaca informativa previa del Gobierno de Jalisco, se reunieron en Palacio Nacional el presidente López y el gobernador Alfaro. Por parte de la presidencia no hubo amplia información. En Jalisco, Alfaro informó de la reunión y muestro posibilidades de que habrá apoyos presupuestarios para el desarrollo de la entidad, específicamente para algunos rubros. Reunión diplomática y turística entre los mandatarios que agradó a Alfaro, según dijo.

De acuerdo con el dicho del jefe del ejecutivo estatal, el presidente apoyará (diría: ¿“me canso ganso”, para apoya a Jalisco?) y podrá concluirse este fin de año el tren ligero línea 3; podría continuar o quizá concluirse la autopista Guadalajara-Puerto Vallarta vía Jala-Compostela (Nayarit); continuarían obras de infraestructura hidrológica y habría posibilidad de estudio para la línea 4, entre otras cosas.

Es decir, para los jaliscienses la reunión entre López y Alfaro, redunda en buenas noticias. “Obras son amores” dice el refrán y se espera no sean promesas de campaña político-electoral. ¿Por qué? Los movimientos partidistas “morena” y “ciudadano”, mantienen sus pretensiones de permanencia en el poder. López quiere aumentar los 30 millones de votos que lo llevaron a la presidencia y, por consiguiente, que su partido siga en el poder. Alfaro igual, aunque no se descarta que ande tras la presidencia de la república, aunque digan lo contrario….o Senador o lo que sea posible.

¿Quién convenció a López de “recibir” a Alfaro? ¿Realmente cómo se gestó y se llevó a cabo la reunión entre nuestros dos primeros empleados? Es lo de menos por ahora. Ya se sabe que en la política y en la negociación correspondiente las dos partes tienen que enfrentar la situación y ceder en beneficio social, no de sus partidos políticos. A más tardar en un mes, López acudiría Jalisco y podría hacer el anuncio oficial. Ojalá  no haya contingencias que cancelen la gira. Recuerde que la explosión del ducto de combustible el 19 de enero pasado, la impidió.

Por otro lado, “de los males, el menor”: está en trámite la aprobación, por el Congreso del Estado, de la solicitud del Ejecutivo de un crédito por unos 5 mil 500 millones de pesos para obras diversas. En alguna ocasión Alfaro dijo que no endeudaría más  a Jalisco, pero como dice el otro refrán: “la carga hace andar al burro”. Esto significa que, al menos de momento, el enfrentamiento entre López y Alfaro, pasan a un segundo término. Pero ¡¡espérese a las próximas elecciones!! Según la Enciclopedia de México, el 10 de marzo de 1821 en el pueblo de Acatempan, municipio de Teloloapan en el estado de Guerrero, se encontraron Vicente Ramón Guerrero Saldaña y Agustín de Iturbide dirigiendo sus ejércitos. Antes, cuando este era miembro de la Regencia lo llegó a reconocer como Emperador pero más tarde lo combatió junto a Nicolás Bravo porque por los intereses entre España y los grupos independentistas mexicanos, Iturbide se hizo Emperador, por ello combatido y finalmente fusilado. En Acatempam se dieron lo que la Historia intituló como “el abrazo de Acatempam lo cual sellaba continuar la lucha juntos por la Independencia de México. Pero la avidez de poder llevó a Iturbide a incumplir y aprovecharse.

La Historia registra múltiples traiciones por el ansia de poder. Para beneficio de los jaliscienses ojalá y la tregua de López y Alfaro sea duradera. Vicente Guerrero dijo: “La Patria es primero”. Así lo pensarán los susodichos mandatarios? Y…qué pasa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *