SEGURO DE DESEMPLEO.

Spread the love

Mientras más tiempo se prolonga la pandemia del covid 19, es más difícil la situación
económica. Ya se reinicia la actividad lo cual deberá hacerse con todas las previsiones sanitarias.
Desafortunadamente hay ciudadanos que no toman precauciones con seriedad y ya se informa que en China, por ejemplo, rebrota la pandemia, en tanto que en Rusia se dice que ya tienen la vacuna contra ese virus y en otras naciones se trabaja en ese inmunizador.
Una gran lección de este apocalíptico mal sanitario es la ausencia de medidas preventivas en el terreno económico. De continuar la pandemia en México como hasta ahora, dicen las autoridades del sector salud, el “quédate en tu casa”, por ejemplo, podría alargarse hasta octubre o noviembre. Hay eventos cívicos como la ceremonia conmemorativa del Grito de Independencia, el desfile del 16 de septiembre y el del 20 de noviembre; exposiciones como la feria del Juguete
Mexicano en el Parque Morelos; el día de los muertos; la romería del 12 de octubre; la conmemoración a la Virgen de Guadalupe, y el inicio de lo que se ha denominado la etapa vacacional “Lupe-Reyes”; las fiestas de octubre; la Feria del Libro, etc., las posadas y el fin de año.
¡¡Ojalá y no haya rebrote en México!! Todo esto reactiva la economía pero…
¿Algún estudioso estará trabajando en medidas económicas preventivas en caso de otro problema similar? Empresarios, trabajadores y universitarios han hecho propuestas que se han vuelto añejas ante el latente riesgo. Hace una veintena de años, dirigentes sindicales como Alberto Juárez Blancas de la CROC seguido muy de cerca por Antonio Álvarez Esparza hablaron del Seguro de Desempleo. Ahora se ha retomado el tema pero, obviamente, por encima está el problema sanitario. ¿Y después?
Recientemente la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos de Jalisco (FROC) y el Consejo Nacional Laboral (CONLABOR) replantearon la propuesta del Seguro de Desempleo ante el Senado a través de la Senadora Carmen Mercado. También ante la Cámara de Diputados a través de la Legisladora Hortensia Noroña. No es un tema que los diversos niveles de gobierno deben soslayar. Son millones de mexicanos que, aun teniendo capacitación, inversiones, empresas formales e informales, que se han visto obligados a claudicar, cerrando negocios. Hay mayor desempleo y hambruna en algunos niveles sociales.
Empresarios y trabajadores junto, con sus organizaciones sindicales, han hablado del seguro de desempleo y de bonos solidarios pero la insensibilidad federal es enorme lo peor es que predomina el interés político-electoral que, por cierto, siempre ha estado presente con el concepto nazista de que la repetición de dichos y hechos, aunque sean medias verdades o medias mentiras, con el machacar cotidiano convencen sobretodo a quien no investiga ni reflexiona la realidad en general.

En abril pasado, el empresario y político Enrique Dau Flores hizo una propuesta que sin duda fue conocida por el Gobierno, el empresariado y los grupos sindicales. Propone la creación de un Fondo de Apoyo al Empleo y deja en claro que “el gobierno federal no participará en el salario solidario”. Se fondearía con aportación del 1 por ciento de su percepción total de todos los empleados de la economía formal de Jalisco; Aportación del 1 por ciento de la percepción total pagada a sus empleados por todos los empleadores de la economía formal de Jalisco.
Esta participación de los empleadores tendrá la forma de un incremento real del 1.0 por ciento a la percepción de los empleados. Con esta aportación del 2 por ciento del valor de las nóminas, se creará un fondo económico de 4 mil 600 millones de pesos en el primer año y una cantidad similar y creciente en cada año subsiguiente. En el presupuesto 2020 del gobierno de Jalisco está prevista esta cifra como la recaudación total del impuesto a la nómina que es, también, del 2 por ciento.
Supongamos que se tendría, en el primer año, un ingreso de 4 mil millones de pesos. Con un ahorro anual de 4 mil millones de pesos a un crédito al 6 por ciento anual se puede pagar el costo financiero de un préstamo de 66 mil 700 millones de pesos. Con ese monto se puede dar un apoyo de 36 mil pesos a cada uno de los un millón 832 mil trabajadores inscritos en el IMSS por las empresas formales de Jalisco. Este apoyo se daría a través de las empresas con una tasa de interés mínima o nula y un largo plazo para su reintegro.
Con este apoyo solidario podrían completar lo necesario para sobrevivir 4 meses, trabajadores y empresas. El principal se pagaría a paso y medida que las empresas que sobrevivan puedan regresar los apoyos recibidos, tal vez en 2 o 3 años o más, si fuese necesario. También se iría amortizando el crédito con el aumento en la recaudación que se logrará con el incremento de los sueldos y el empleo que es previsible, se dará.
Hay instituciones que podrían dar ese crédito como el Banco de México; la banca comercial, con un crédito sindicado; Nacional Financiera; una afore un grupo de afores. El seguro de desempleo propuesto nuevamente por Álvarez Esparza; la idea de Dau Flores y la de los empresarios que hablan del bono solidario, deberían ser tomadas en serio por los diversos niveles de gobierno porque para muchos urgen soluciones no pleitos políticos entre funcionarios. Y…qué pasa?
PERIODISTA: mjimenezibanez@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *