TRES CANDIDATOS; UNA SOLA DEMAGOGIA

Spread the love

De acuerdo al proceso electoral, aprobado por los del poder, no por la población, en México las agencias de empleo, denominadas partidos políticos, ya hay tres candidatos que buscan la presidencia de México. Usted, amable lector, al igual que la ciudadanía, sin duda están súper eufórico luego que Meade, Anaya y López, nuevamente mintieron al jurar o asegurar que cumplirán con la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos y las leyes…..bla..bla. Extendieron el brazo en una variante del saludo hitleriano. Bueno: como se ha acostumbrado. Grotesco acto atestiguado por miles de seguidores, que acuden a esos mítines con la esperanza de alguna ganancia y que no necesariamente todos son simpatizantes de tal o cual personaje o partido político.

En esa ignominiosa y costosa vacilada denominada pre campaña, todos dijeron lo mismo: van a acabar con la pobreza, la corrupción, con la violencia…Total, quien resulte el sucesor de Peña Nieto, transformará a México en el paraíso e impedirán la presencia de la serpiente y Adán y Eva no probarán el fruto prohibido. Releyendo las peroratas (porque parece que no saben ni estructurar un discurso y poco o nada saben de oratoria) de esa “partidizada Santísima Trinidad” (¡¡perdón Señor!!) sus expresiones señalan que de una u otra manera lo que se ha realizado es insuficiente, carente de honestidad y honradez y que al tomar el mando, cualquiera de ellos convertirá a México en el bíblico Edén. Aunque debemos aceptar que el pueblo ya no está para discursos. ¡Está harto de tanto hablar y prometer y mucho incumplimiento!

Todos los personajes metidos en esta lucha por el botín o lo que queda de él y que aún se llama México, tienen gran responsabilidad de la pobreza, el abuso, la impunidad y el cinismo que afecta a la ciudadanía. Aunque tampoco, esta, hace mucho para evitar conductas antisociales. Y luego la sociedad evade y responsabiliza a los demás de los padecimientos, cuando el comportamiento social es altamente perjudicial en casi todo.

En tanto los candidatos siguen disfrazando sus acciones proselitistas, vendrán las campañas legalizadas por esa otra gran “familia” y también muy bien organizada: el INE. Habrá “debates” que no serán más que la mascarada para que se ofrezcan las mismas propuestas y los “nuevos” mesías, se arrojen los lixiviados que estén a su alcance.

En la práctica, en la vida cotidiana, México no estuviera sumido en la problemática que los mismos candidatos señalan, si estos, metidos en el gobierno y aprovechando el poder que el pueblo les da, hubiesen cumplido “con la Constitución y las leyes que de ella emanen”. Ah!!… pero como los depredadores de México, gozando del poder y el mando, hacen y deshacen las leyes. Pues todo lo que hacen es legal. Es decir: el próximo primer empleado, ya no de los mexicanos sino del capital internacional, tendrá que obedecer los mandatos externos. Los compromisos, las enajenaciones ya están hechas. Mexicanos uníos…a pagar lo que otros endeudan y depredan Y…qué pasa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *