GUADALAJARA CLAUSURA MOTEL EN OBLATOS, POR OMISIONES Y NO POR LA GRAVEDAD DE LOS DELITOS COMETIDOS.

Spread the love

Luego de que el pasado mes de diciembre quedara de manifiesto ante la comunidad tapatía, la falta de supervisión y vigilancia hacia el interior de los moteles de paso existentes en el municipio; después de que varías jovencitas menores de edad (de entre 13 y 15 años) denunciaron a varios hombres de entre 17 y 24 años de edad, ante las autoridades de haberlas llevado con engaños al interior del motel Baiona, donde fueron obligadas a tener contacto sexual con los depravados.

Desde que la policía tuvo conocimiento del suceso, las instalaciones fueron tomadas y acordonadas para realizar las investigaciones correspondientes; sin embargo, hasta pasado un mes de los lamentables acontecimientos, el ayuntamiento de Guadalajara a través de un comunicado, hace del conocimiento público, las medidas administrativas por las que resuelve clausurar el lugar.

A la letra explica el documento. “Por diversos incumplimientos en la normatividad municipal, el Gobierno de Guadalajara clausuró un motel ubicado en la colonia Oblatos, establecimiento fue escenario de un caso de presunto abuso sexual infantil en el mes de diciembre.

Clausura Guadalajara motel que fue escenario de un presunto caso de abuso sexual infantil en diciembre pasado.

De acuerdo con el Director de Inspección y Vigilancia, Julián Enrique Cerda Jiménez, se realizó una visita de verificación y se corroboró que el giro incumple con normatividades municipales, entre ellas, carecer de letreros en el interior de las habitaciones en los que se informe que la prostitución infantil es un delito; no contar con dispositivos de seguridad en caso de siniestros, plan de contingencias o demostrar que el personal está capacitado en este rubro.

Asimismo, se levantaron tres actas de inspección ambiental por carecer de comprobante de recolección de residuos, de trampa de grasa y retención de sólidos, y de análisis de aguas residuales.

El establecimiento permanecerá clausurado hasta que acredite su plan de contingencias y pague las multas correspondientes por las faltas administrativas en las que se incurrió”.

Es de resaltar que, a raíz de este escándalo acontecido iniciando el último mes del 2019, los moteles de paso de esa zona (al oriente de Guadalajara) colocaron en sus ingresos lonas con la leyenda, QUEDA PROHIBIDO EL INGRESO A MENORES DE EDAD, a manera de persuasión.

Otra de las incongruencias que también deja a simple vista de la comunidad, es que la medida sancionadora es recaudatoria y no obliga a los propietarios de estos lugares que han proliferado en las últimas administraciones, a prevenir, inhibir o garantizar con vigilancia permanente lo que puede estar sucediendo en torno a la delincuencia, que opera al interior de estos sitios sin preocupación de ser descubiertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *