LA FORMACIÓN FINANCIERA ES FUNDAMENTAL PARA EMPRENDEDORES MyPES.

Spread the love

Regularmente el emprendedor no sabe gestionar créditos y menos atraer mecanismos de programas de capital. Esto se logra luego de la educación financiera, además la mortandad de las empresas se basa en quitarle el apoyo a una para dárselo a otra.

Venimos de una sociedad colonial de tienda de raya y por ello regularmente confundimos el gobernar con gestionar una empresa. De ahí se deriva el poco tiempo que dura un proyecto de emprendimiento, señaló el Coordinador del Sistema de Financiamiento Fojal, Xicoténcatl Méndez Pizano.

Comentó que actualmente trabajan con un modelo de incubación tradicional, el fondo del alto impacto y un modelo para la competitividad en el que la Pyme entra a un proceso de consultoría de uno a cuatro meses, “el objetivo es institucionalizarla, resolver sus problemas estructurales y mejorar su perfil financiero”.

Explicó que el programa inicia con un diagnóstico y termina con financiamiento sujeto a que la empresa cumpla cada trimestre con los indicadores que monitorean de manera constante. En la actualidad Fojal asesora a 25 empresas en ese proceso. Se trata de modelo con garantías de Nafin y crédito directo a través de bancos.

Precisó que desafortunadamente de un aproximado anual de cuatro mil emprendedores que pueden ingresar a una incubadora de negocios, son seleccionados únicamente 400, de ahí 20 son finalistas y solamente uno recibe apoyos de capital.

Méndez Pizano detalló los cuatro tipos de emprendedores que hay en Jalisco:

1.- El que tiene poca probabilidad de formar capital, es vulnerable económicamente y vive en la lucha diaria de mantener su propio empleo. Si se junta con otros puede salir adelante y no tiene acceso al sistema financiero.

En su mayoría son mujeres las que están en este rubro y viven en la periferia de los municipios más grandes en Jalisco; Emprendimiento Social Colaborativo.

2.- El emprendedor tradicional, también está fuera del sistema financiero, no tiene posibilidades de acceso por sí solo, pero sí puede formar capital. Es una micro o pequeña empresa por lo general unifamiliar y puede llevar diez o quince años en el mercado y se adapta.

“Es el emprendedor que nunca se va a morir, porque si le va mal en su negocio se va a la informalidad y se acomoda en los tianguis”. Emprendimiento Tradicional.

3.- Otro es el emprendedor que está incluido en el sistema financiero y ha cumplido contratos. Es alguien que confunde gobernar con gestionar una empresa, “y le vale gorro la situación financiera de la empresa, pues revuelve la chequera con la cartera, solicita créditos sin tomar en cuenta los estados financieros. Es quien hace todo en la empresa.

El problema de estos emprendedores que son empresarios que se caracterizan por su falta de institucionalidad y falta de capacidad para gestionar y por eso son poco competitivos, sostuvo. Emprendimiento Institucional.

4.- Y por último el emprendedor de alto impacto, son los emprendedores que están educados en universidades y saben cómo diseñar modelos y salir adelante pues tienen conocimiento y tecnología.

“El problema es que no saben llegarle al capital con una narrativa convincente, de manera tal que haya propuesta de inversión. Tampoco saben gestionar”. Emprendimiento de Alto Impacto.

El Coordinador del Sistema de Financiamiento Fojal, dijo que cuando alguien solicita algún tipo de apoyo económico recurren a verificar sus estados de cuenta, a los datos que tenga en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *