¿HONESTIDAD PRESIDENCIAL?

“El león cree que todos son de su condición”, dice el añejo refrán. Todavía hay mexicanos que respetamos la investidura presidencial en México porque representa al Estado, es decir, al conjunto de pueblo, territorio y gobierno, de acuerdo a la teoría. También hay mexicanos que respetan las instituciones “y no las mandan al diablo” como lo hacen muchos políticos, igual que Andrés Manuel López Obrador y gran parte de la sociedad que aplica otro refrán: “que se haga justicia en los bueyes de mi compadre”. Difícil, por no escribir imposible, resulta separar la
personalidad del “ciudadano” y del “presidente de la República”. Los políticos, por lo general, son deshonestos y convenencieros, (quizá como el común del ser humano).

Leer más