EMPORIO LECHERO «SELLO ROJO», HACE AGUA.

El mes pasado los centros de distribución de Sello Rojo en Acapulco, Querétaro y Saltillo pararon completamente su operación y despidieron a un total de 170 trabajadores, lo que se suma a los más de 150 empleados que fueron despedidos sin justificación alguna en la planta central de Guadalajara en el mes de julio. En total se han perdido más de 320 empleos a causa de esta crisis.

Leer más