CIERRE DEL CEFERESO DE PUENTE GRANDE AGUDIZARÁ HACINAMIENTO EN OTRAS CÁRCELES DEL PAÍS, HNQ.

Spread the love

Las medidas implementadas por el ejecutivo federal, como el reciente anuncio de que el Centro Federal de Readaptación Social ubicado en Puente Grande Jalisco cerrará definitivamente sus puertas; aunado a otras medidas que ajustan a la baja el presupuesto federal y afectando con ello muchos de los programas indispensables y que dejan en un estado de vulnerabilidad a diverso sectores de una sociedad ya de por sí, lacerada por los efectos de una pandemia mal enfrentada, dejan en duda la capacidad de quienes dirigen este país.

Al menos esto es lo que se puede entender, más aún, luego de haber tomado la decisión de cerrar cárceles que ya de por sí, padecían un hacinamiento en su población de internos; a decir de la Dip. Fed. Hortensia Noroña Quezada, la noticia acerca de esta ocurrencia que el ejecutivo federal anuncia como un gran logro, únicamente demuestra que no tienen ni idea de una problemática real que se vive en el país.

“Hoy amanecemos con la sorpresa de que se cierra el centro penitenciario de Puente Grande y no sabemos por qué, nosotros como jaliscienses vemos los índices delincuenciales en México, y vemos cierran las Islas Marías, cierran Puente Grande pero no es parte de una estrategia, no nos dicen que va a pasar, se habla de que en muchos penales hay hacinamiento y cuando se cierran dos, qué está pasando; se está propiciando un mayor hacinamiento y por supuesto que eso va en contra de los derechos humanos de mujeres, de hombres y también de menores que son hijos de estas personas presidiarias” advirtió Noroña Quezada.

Las ocurrencias de este gobierno, se pueden considerar una violencia en contra de los mexicanos, ya que se aplican medidas indolentes en contra de la población y explicó la legisladora federal, “es una violencia contra el pueblo de México en general es aferrarnos a los tres proyectos que él tiene, así el resto del país no prospere, él tiene sus tres proyectos y todos los recursos que requiere para ellos, sin importar de donde lo obtiene, qué cierra y qué pasa con esos cierres, a él no le importa”.

Esta y otros ajustes presupuestarios que no solamente afectan a grupos de personas purgando su deuda con la sociedad, a grupos de personas en situación de pobreza, violentados por la propia inseguridad que vive esta sociedad, augura una mayor descomposición que en corto plazo dejará ver los estragos que genera gobernar un país como México, sobre las rodillas.

“Es una grave irresponsabilidad política, él no debe de olvidar que es producto de un movimiento social que le llevó 18 años, y donde los mexicanos esperaban que un gobierno les diera voz a muchos que nunca se les había oído y creo que hoy, más que nunca está acallando muchas causas y muchas necesidades de los mexicanos”, lamentó hortensia Noroña.

Puntualizó situaciones en donde el pueblo necesita especial atención y recursos para garantizar justicia, mejores condiciones de vida y oportunidades para desarrollarse de acuerdo a los derechos como seres humanos, “en un año atípico como lo es este 2020, se está queriendo llevar como un año normal y al contrario, con una mayor reducción a programas que apoyan a la realidad por el confinamiento que estamos viviendo, ejemplo de ello es el nulo apoyo a los centros de refugio para mujeres violentadas, que se puede esperar de un gobierno que dice que una línea de auxilio como el 911, el 70 por ciento son mentira o bromas, en lugar de tomarlo en serio. Hay otras áreas sensibles que también se verán afectadas, y que se deberían reforzar no nada más, sino que además, existe un gran abandono”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *