PASARÁN «PUENTE» SIN QUINCENA, PROFESORES DE ARTES PLÁSTICAS.

Spread the love

Desagradable sorpresa se llevaron los catedráticos de la escuela de artes plásticas, de la UdeG, cuando al querer retirar el pago correspondiente a la quincena inmediata anterior (ya trabajada) descubrieron que la máxima casa de estudios no les asignó el pago correspondiente.

Situación que repercutió en más del 90 por ciento de la plantilla docente de la escuela; a decir del Delegado del sindicato artes plásticas, Hernán Cortés, hay un ajuste administrativo que afecta directamente a por lo menos 700 profesores del Centro Universitario de Arquitectura, Arte y Diseño (CUAAD), principalmente a quienes se encuentran frente a grupos menores de 15 alumnos, que son la mayoría de grupos, afectando con ello a 500 materias impartidas.

Al menos medio centenar de profesores se reunieron en el patio principal de la escuela de artes plásticas para protestar por lo que consideran, una medida injusta y premeditada por la universidad, ya que curiosamente, mientras esto sucedía en el plantel mencionado, en redes sociales aparecía un comunicado anunciando la suspensión de labores obligatoria para el próximo lunes 16 de septiembre, con lo que el «puente» largo (tres días) no permitirá a los inconformes dar solución a este particular.

Advierten los profesores de la escuela de Artes Plásticas de la UdeG, cerrar la escuela.

El profesor Luis Rojas quien se ha desempeñado a lo largo de 33 años, impartiendo asignaturas como fotografía, Danza, Teatro, Escenografía, Espacio Escénico, entre otras; señaló la manera sistemática en que la universidad, desde hace algunos años, ha ido desapareciendo asignaturas y reduciendo grupos de alumnos, hasta llegar a lo que hoy afecta al personal docente universitario, así lo explica, «en consecuencia el incumplimiento de muchos contratos que han firmado profesores de materias que han desaparecido y que ha afectado directamente en el salario de los profesores, lo peor es que dejaron de recibir el pago de su sueldo por materias que ya impartieron, es decir, los profesores trabajaron y no les están pagando lo que ya trabajaron.

La situación se complicará aún más para la próxima quincena, ya que los maestros no recibirán su pago porque ya se habrán cerrado muchos grupos. La afectación no es solamente para los profesores, también afectará a los estudiantes, principalmente a muchos de ellos que se encuentran en los últimos ciclos, es una escuela chica relativamente, se reciben de 20 a 40 alumnos y obviamente al llegar al octavo semestre, los grupos se reducen, es imposible contar con grupos de 20 alumnos, un ejemplo es en teatro, hay grupos que tienen siete alumnos solamente, son estos grupos los que la universidad está cerrando».

La Universidad de Guadalajara no ha emitido ninguna información oficial en torno a este problema, pese a que la medida fue aplicada directamente a partir de este viernes 13 de septiembre. Ante la pasividad que la dirección del plantel y el administrativo universitario ha mantenido, los profesores advierten que la medida pone en riesgo al estudiantado de artes plásticas, por lo menos a medio millar de estudiantes, y lanzan un ultimátum, a decir del profesor Luis Rojas, «de no haber una solución inmediata, mas tardar el próximo martes, no solamente nos vamos a paro, sino que cerramos la escuela» advirtió.

La medida administrativa aplicada, eliminó los nombres de muchos profesores de la lista, a otros les llegó solamente una pequeña parte de sus emolumentos; «para los alumnos resulta complicado reestructurar su formación académica, ya que ni a ellos se les comunica con oportunidad sobre los ajustes y cierre de sus materias, tal es el caso de una alumna que de las cuatro asignaturas registradas para cursar en su último ciclo académico, le desaparecieron tres, así cómo «diablos» van a salir bien preparados, denunció el profesor Rojas.

Y agregó, lamentablemente, esta medida tiene un gran interés económico de parte de la universidad, no es el del mejoramiento académico ni formativo, ya que las condiciones en que se imparten las clases, son peor que las escuelas rurales, en este plantel se tienen espacios sin ventanas, que eran bodegas y hoy son salones de clase, con techos de lamina galvanizada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *